Economistas auguran larga recesión en G7

Un sondeo entre unos 300 expertos de varios países revela una baja en la proyección de crecimiento; coinciden en que en la segunda mitad del año podría haber una leve recuperación encabezada por EU.
Crisis  (Foto: Archivo)
LONDRES (CNN) -

Las economías más ricas del mundo seguirían sumidas en la peor recesión en varias décadas durante la mayor parte del 2009, disparando el desempleo a medida que la crisis financiera global se profundiza.

Una serie de sondeos de Reuters entre alrededor de 300 economistas de países del Grupo de los Siete mostró una lectura sombría, pese a la expectativa en torno a la asunción de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, quien declaró que la debilitada economía de Estados Unidos será su mayor prioridad.

Los Gobiernos han anunciado paquetes de estímulo y de rescate bancario valuados en cientos de miles de millones de dólares y los bancos centrales del G7 han recortado las tasas de interés a niveles cercanos a cero, pero esto aún no ha sido suficiente para detener la crisis.

Los sondeos mostraron una gran baja en las proyecciones sobre el crecimiento económico comparado con tan solo unos meses atrás y estimaron que sólo en la segunda mitad del año comenzará una leve recuperación, liderada por Estados Unidos.

Los economistas creen además que la economía global habría tenido un desempeño sombrío en los últimos tres meses del año pasado tras el colapso de Lehman Brothers y un desplome de los mercados bursátiles globales que no ha finalizado aún.

Las economías del G7 se habrían contraído un 1 por ciento o más en una base trimestral a fines del 2008, según el sondeo. El consenso apunta a una declinación económica en Estados Unidos a un ritmo de un 5.3 por ciento anualizado en el cuarto trimestre del 2008, la más profunda desde comienzos de la década de 1980.

"La economía de Estados Unidos se encuentra en una severa recesión", dijo Michael Feroli, economista de JP Morgan en Nueva York.

El desempleo de Estados Unidos se dispararía a un 8.8 por ciento para mediados del próximo año desde el actual 7.2 por ciento, de acuerdo con una mediana de pronósticos recogidos en el sondeo.

Algunos economistas anticipan incluso un alza del 10 por ciento en la tasa de desempleo estadounidense.

A lo largo del conjunto del G7, la desocupación podría subir a un 8.0 por ciento para el cuarto trimestre del año, con Japón como la única excepción.

El panorama para este año ya es abrumador para Gran Bretaña, donde la moneda colapsó y continúa en caída libre, el Gobierno está gastando miles de millones en salvatajes bancarios y las autoridades están allanando el camino para imprimir dinero.

El sondeo encontró que la economía del Reino Unido se contraería un 2.2 por ciento este año y marcaría cinco trimestres consecutivos con una contracción del PIB, una de las declinaciones más prolongadas dentro del G7.

Llevará tiempo para que los agresivos recortes de tasas y la esperada adquisición de activos por el Banco de Inglaterra atenúen el golpe.

"La desaceleración que estamos pronosticando está prácticamente grabada en piedra y es muy difícil de revertir", dijo Trevor Williams de Lloyds.

Alemania, la mayor economía de Europa, parece estar lista para recuperarse para finales de este año pero antes habría sufrido una enorme contracción del 1.6 por ciento en el cuarto trimestre del 2008 a medida que la fortaleza del euro y una contracción de la demanda global paralizan las exportaciones.

Japón, que tan solo unos pocos años atrás parecía finalmente emerger de una década de deflación y de una actividad económica estancada, está pagando un enorme precio por la gran disminución de la demanda mundial y un aumento de la moneda y se habría contraído un 1.3 por ciento en el cuarto trimestre del 2008.

La segunda mayor economía del mundo estaría registrando el sexto trimestre consecutivo sin crecimiento y sólo se expandiría modestamente en el cuarto trimestre de este año, lo que implicaría que las tasas de interés continuaría cercanas a cero.

"Los recortes en los empleos y el gasto de capital recién han comenzado en Japón, y lo peor está por venir", dijo Yasuo Yamamato, economista en jefe en Mizuho Research Institute.

Ahora ve
No te pierdas