Obama avala reformas en el FMI

Timothy Geithner dijo que EU apoya que los países emergentes tengan una mayor voz en el organismo; señaló que la administración Obama trabajaría con el Congreso para reformar el FMI.
WASHINGTON (CNN) -

  El presidente estadounidense Barack Obama quiere reformar el Fondo Monetario Internacional (FMI) para dar una mayor voz a las naciones en desarrollo en la institución, dijo el nominado para dirigir el Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.

"Tenemos que enviar una señal fuerte de que estamos listos para dar a los países en desarrollo una voz dentro del FMI que sea proporcional a su importancia en la economía mundial", dijo Geithner en respuestas por escrito tras una audiencia legislativa sobre su nominación que se realizó esta semana.

Su designación obtuvo el respaldo de la Comisión de Finanzas del Senado el jueves a pesar de las preocupaciones expresadas por algunos legisladores de que él no había pagado impuestos por 34,000 dólares cuando era empleado del FMI.

Geithner, quien se desempeñó en el departamento de políticas y revisión del Fondo del 2001 al 2003, dijo que la administración Obama trabajaría con el Congreso para reformar el FMI, donde Estados Unidos es el mayor país aportante.

La administración del ex presidente George W. Bush respaldó una decisión que adoptó en marzo del año pasado el FMI, de redistribuir el poder de voto, conocido como cuotas, entre sus 185 miembros, e impulsar la influencia de potencias económicas emergentes como China, India, Brasil, México y Corea del Sur.

Estados Unidos y los países europeos se han aferrado a su histórico dominio del prestamista global. Washington se ha rehusado a ceder su poder de veto.

La decisión sobre la reforma de las cuotas y una propuesta por separado, de vender una porción limitada de las reservas de oro del FMI, actualmente esperan la aprobación del Congreso estadounidense.

Geithner dijo que lo mejor sería que ambas decisiones fueran abordadas al mismo tiempo.

"En lugar de abordar la reforma del FMI por partes, probablemente tenga sentido manejar el tema de la venta de oro y la reforma de las cuotas al mismo tiempo", sostuvo.

Geithner dijo que las ventas de oro fortalecerían las finanzas del FMI, después de años de caídas de ingresos a medida que se reducía el número de países acudiendo a sus créditos.

Pero la crisis económica mundial ha llevado a que otra vez varios países acudan al FMI para pedir ayuda financiera, entre ellos Hungría, Letonia, Ucrania, Serbia, Bielorrusia e Islandia.

"Tiene sentido asegurar que el FMI pueda llevar adelante esas funciones centrales sin tener que apoyarse en los ingresos de los préstamos por crisis", dijo Geithner.

"El FMI bien podría necesitar más recursos para guiar a las economías emergentes a través de esta crisis, pero la venta de oro del FMI no se planea para ese propósito (ni recaudaría suficiente dinero)", agregó.

Ahora ve
No te pierdas