Se desinflan los bonos del Tesoro de EU

En las últimas semanas, los inversionistas han estado vendiendo los bonos del Tesoro estadounidense; la razón es que el mercado prevé que el gobierno se endeudará por 2 bdd para rescatar su economía.
NUEVA YORK (CNN) -

Parece que la "burbuja" de los bonos del Tesoro de Estados Unidos empezó a perder aire.

A lo largo de las últimas tres semanas, los inversionistas han estado vendiendo fuertemente los bonos del Tesoro estadounidense, con lo que la última semana el rendimiento del bono del Tesoro a 30 años registró su mayor aumento semanal desde el 2001, tras los atentados del 11 de septiembre.

La repentina subida de las tasas de mercado complica la iniciativa del gobierno para reducir las tasas de interés hipotecarias y otros costos del financiamiento del consumo, además de los intentos por reactivar la frágil economía estadounidense.

"Los bonos del Tesoro han sufrido una ola de ventas porque los mercados empezaron a digerir el volumen creciente de una futura emisión del gobierno", dijo Mohamed El-Erian, presidente ejecutivo de la firma especializada en bonos Pacific Investment Management Co, o Pimco.

Los precios de los bonos del Tesoro tuvieron un desempeño espectacular en el 2008, con un retorno de más de 25% en los bonos de plazos largos, pues los inversores acumulaban estos valores cuando se hizo obvio que la economía se desbarrancaba.

En diciembre, los rendimientos de los títulos de plazos largos llegaron a cotizarse incluso debajo del 3% en diciembre, sus mínimos en décadas.

La causa más cercana de las ventas de los bonos del Tesoro se deriva de las expectativas de que el gobierno tendrá que endeudarse por unos 2 billones de dólares este año para financiar sus paquetes de rescate para el golpeado sector bancario.

A fines de septiembre, la deuda del Tesoro ya se ubicaba en unos 5.5 billones de dólares.

Con esto en mente, los inversores están huyendo de los bonos del Tesoro. De hecho, mientras que el promedio industrial Dow Jones de la Bolsa de Nueva York ha perdido un 7.5% este año, el valor del título del Tesoro a 30 años ha caído aún más, un 10%.

Esto va en contra de la dinámica habitual, en la que los bonos del Tesoro se mueven en la dirección opuesta a las acciones.

Hay varios factores que impedirían una baja de los rendimientos en adelante.

Timothy Geithner, quien fue confirmado como el secretario del Tesoro de Estados Unidos, dijo el jueves que el presidente Barack Obama cree que China "manipula" su moneda.

Tras ese comentario, los precios de los títulos públicos disminuyeron, reflejando las preocupaciones entre los inversores de que China, el mayor tenedor internacional de estos valores, pueda estar menos dispuesta a comprarlos si la nueva administración presiona a Pekín para que revalorice todavía más su moneda, el yuan.

Además, los inversores se están dando cuenta de que hay otros mercados donde se puede encontrar más valor, como los bonos corporativos de alta calidad.

"Los bonos del Tesoro viven en su propio mundo de ensueño, negociándose a 2.60% para una nota del Tesoro a 10 años ¿Se supone que eso es una buena inversión, asumiendo una inflación del 0% en ese período de tiempo?", dijo Jack Ablin, de Harris Private Bank en Chicago.

"Yo preferiría tener bonos corporativos de alta calidad (...) se recoge el doble o el triple de la tasa de un bono del Tesoro".

El-Erian, de Pimco, dijo que para el consumidor o propietario de una casa, es muy importante cómo evoluciona el costo del financiamiento general contra el contexto del aumento de las rentas de los bonos del Tesoro.

Dijo que si continúan subiendo las tasas de mercado de los bonos del Tesoro, esto hará subir el costo del financiamiento porque las tasas hipotecarias y otras para el consumo están atadas a esos rendimientos del Tesoro.

Ahora ve
No te pierdas