Obama y China, un mal comienzo

Los préstamos de China ayudan a Estados Unidos a financiar su creciente déficit presupuestario; pero las críticas de Joe Biden y Tim Geithner podrían causar que China reduzca esos activos.
Obama
WASHINGTON (Agencias) -

China superó recientemente a Japón como la mayor acreedora de Estados Unidos. Cualquier decisión de Beijing de transferir, aunque sea parcialmente, ese dinero trastornaría la ya debilitada economía estadounidense. Pese a ello, las relaciones entre el gobierno comunista chino y el del presidente Barack Obama han comenzado con mal pie.

Por ahora, Beijing sigue prestando dinero a Washington mediante la compra de bonos del Tesoro y otras obligaciones, lo que ayuda a financiar el creciente déficit presupuestario. Empero, hay indicios de que los líderes chinos quizá consideren reducir esos activos a medida que el país sufre su propia recesión económica. Las tensiones entre ambas naciones parecen ir en aumento con el cambio de gobierno.

El último punto de contingencia es la previsión de "compre estadounidense" introducida en el plan de estímulo económico de la Casa Blanca que pasó al Senado tras ser aprobado el miércoles por la Cámara de Representantes, y la críticas sobre la política de la divisa china formuladas por el vicepresidente Joe Biden y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

Este funcionario acusó a Beijing, durante su confirmación en el Senado, de "manipular" su divisa.

Biden, entrevistado el jueves por el canal de televisión CNBC, dijo que el gobierno de Obama dirá "a China - lo que en ocasiones la pasada administración se mostró renuente a hacer - que 'ustedes son un actor de peso en el escenario económico mundial, por lo que tienen que respetar las reglas que rigen para todos los demás'''.

Los comentarios fueron formulados después que los censores chinos intentaran silenciar parte de la transmisión en directo del discurso inaugural de Obama cuando habló de la lucha estadounidense contra el comunismo.

En el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, el primer ministro chino Wen Jiabao atribuyó los problemas económicos de su país a las instituciones financieras occidentales, y sugirió que padecen "una falta de autodisciplina" y "la búsqueda ciega de los beneficios".

Las críticas de Geithner y Biden fueron consideradas una escalada de las viejas quejas de que China mantiene artificialmente bajo el valor de su divisa para beneficiar sus exportaciones. La Casa Blanca restó importancia a los comentarios y negó que hayan empeorado los roces con China.

En los últimos dos años China permitió que el yuan se revalorizara un 21%. Empero, los fabricantes estadounidenses se quejan de que sigue estando sustancialmente devaluado, lo que abarata los productos chinos para los consumidores estadounidenses y encarece los bienes de Estados Unidos en China.

En cuanto a la propuesta que estudia el Congreso de prohibir el uso de materiales extranjeros en las obras y proyectos financiados por el plan de estímulo, el vocero de la Casa Blanca Bill Burton comentó que "estamos revisando la propuesta de comprar estadounidense y estamos decididos a adoptar un plan que preserve o cree por lo menos 3 millones de empleos, incluyendo empleos en el sector de la construcción".

China tiene unos 2 billones de divisas extranjeras y en septiembre superó a Japón como la mayor propietaria extranjera de bonos del Tesoro. Además, es el país con mayor superávit comercial con Estados Unidos - unos 246,500 millones de dólares hasta fines de noviembre del 2008.

Ya que la Reserva Federal dejó los intereses a corto plazo en casi el 0% y la sugerencia de que quizá comience a comprar bonos estadounidenses a largo plazo para abaratar las tasas hipotecarias, los bonos del Tesoro tienen cada día menos interés para los inversionistas extranjeros.

Los mandatarios tienen acercamiento

El presidente chino, Hu Jintao, dijo el viernes al presidente estadounidense Barack Obama en una conversación telefónica que deseaba fortalecer la cooperación entre los dos países para enfrentar la desaceleración económica global, reportó la agencia china de noticias Xinhua.

El portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs confirmó la conversación pero no dio mayores detalles.

"Hu Jintao dijo que China reconocía los esfuerzos de Estados Unidos para estabilizar los mercados financieros, agregando que China está dispuesta a fortalecer la comunicación y la coordinación con las políticas macroeconómicas estadounidenses y se opone firmemente al proteccionismo comercial y de la inversión", dijo el informe de Xinhua.

Ahora ve
No te pierdas