El dólar cae frente al euro y yen

La moneda europea subió frente al billete verde pues se espera que el BCE mantenga fijas las tasas; el dólar cayó frente al yen debido a que los inversores siguen renuentes al riesgo.
NUEVA YORK (CNN) -

El dólar cayó frente al yen este lunes, debido a que los inversores siguieron renuentes al riesgo, en medio de temores sobre más problemas en el sector bancario y un agravamiento en la recesión alrededor del mundo.

La libra esterlina se hundió a nivel general, después de que una baja en la calificación en Barclays agravara las preocupaciones sobre el sector financiero británico y aumentara la especulaciones de que el Banco de Inglaterra pudiera bajar más de lo esperado las tasas de interés el martes.

El euro subió frente al dólar por las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) mantendrá fijas las tasas de interés posteriormente esta semana y sostendrá la apariencia del rendimiento de la moneda. Un breve repunte en las acciones estadounidenses también le prestó apoyo a la moneda.

"La aversión al riesgo todavía es el tema", dijo Kathy Lien, directora de investigación de moneda de GFT Forex en Nueva York. Pero "el euro se está separando de sus pares a causa de la posibilidad de que el BCE deje las tasas sin cambio el martes".

"Es por eso que estamos viendo un alza tan drástica en el euro-libra, debido a la enorme divergencia entre lo que Gran Bretaña va a hacer y lo que el BCE va a hacer", agregó.

En las operaciones de la tarde en Nueva York, el euro ascendió un 0.5% a 1.2848 dólares, después de haber subido hasta 1.2898 dólares, según información de Reuters.

El dólar cayó un 0.4% a 89,59 yenes.

Las preocupaciones acerca de la economía global persistieron, después de que datos divulgados el lunes mostraran que el consumo en Estados Unidos, que equivale a dos tercios de la economía del país, cayó por sexto mes consecutivo en diciembre. Un reporte separado apuntó a una debilidad continua en la actividad fabril en Estados Unidos durante enero.

La débil información y la incertidumbre acerca del paquete de gasto y medidas de alivios fiscales del gobierno de Obama, que podrían costar cerca de 900,000 millones de dólares, influyeron en el apetito de riesgo de los inversores.

"La Fed seguirá en una modalidad de mucho alivio en el futuro previsible", dijo Omer Esiner, analista jefe de mercados de Ruesch International, en Washington.

"En el balance, la abrupta baja en el consumo, el mayor componente de la economía estadounidense, sugiere que la tendencia en la economía estadounidense y la economía global están significativamente a la baja", agregó.

La libra esterlina bajó un 1.6% a 1,4274 dólares y tuvo un desempeño más débil de un 2% frente al euro a 89.96 peniques. Sus movimientos fueron exacerbados por un ligero volumen en Londres, debido a las adversas condiciones climáticas.

Los inversores desecharon la moneda mientras los temores relacionados con el sector bancario en Gran Bretaña se aferraron al mercado, revirtiendo bruscamente las fuertes ganancias de la semana pasada, cuando la libra disfrutó de sus mayores ganancias porcentuales semanales frente al dólar en más de 20 años.

El dólar australiano cayó a un mínimo de más de dos meses de 0.6248 dólares, ya que las débiles cifras inmobiliarias del país reforzaron las expectativas de un recorte de tasas audaz el martes.

 

Ahora ve
No te pierdas