EU acuerda ayuda por ajuste comercial

Legisladores de EU pactaron un apoyo para los trabajadores afectados por la competencia extranjera; el acuerdo se enlistará dentro del paquete de estímulo económico que debate el Congreso.
WASHINGTON (CNN) -

Legisladores estadounidenses dijeron el jueves que lograron un acuerdo que, por primera vez, permitiría a los trabajadores del sector servicios del país calificar para capacitaciones federales y ampliaría los beneficios de desempleo si perdían su trabajo debido a la competencia extranjera.

El acuerdo, que estaría dentro del marco del gigantesco paquete de estímulo económico que es revisado actualmente en el Congreso, retira un obstáculo que permanecía en el camino de la aprobación legislativa de los tratados de libre comercio que el Gobierno del ex presidente George W. Bush negociaba con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

"El comercio internacional genera millones de empleos para los estadounidenses, pero en circunstancias en que el comercio tiene efectos negativos, los trabajadores estadounidenses y los empresarios necesitan saber que alguien los respalda", dijo el presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, Max Baucus, a través de un comunicado en que se anunciaba el acuerdo.

La asistencia federal de ajuste del comercio es "un pacto social que hemos tenido en el comercio por más de 45 años. Una parte es abordar las necesidades de los trabajadores desplazados por el comercio. La otra parte es abrir nuevos mercados a las exportaciones estadounidenses", dijo el senador republicano Charles Grassley.

"Ese era un principio conductor cuando el presidente Kennedy estableció el programa de Asistencia de Ajuste Comercial", dijo Grassley, refiriéndose al ex presidente estadounidense John Kennedy. "El presidente Obama debería ratificar la verdad de ese principio haciendo todo lo que pueda para crear nuevas oportunidades de exportación, empezando con la implementación de nuestros acuerdos comerciales pendientes", agregó.

Importantes miembros del Senado y de la Cámara de Representantes de ambos partidos elaboraron el acuerdo -algo que no fueron capaces de hacer antes que el presidente Barack Obama asumiera el cargo- aun cuando el ex presidente Bush mostró gran interés en un acuerdo con la esperanza de permitir el avance de los pactos de comercio.

Minoristas ven el plan insuficiente

Un grupo de comercio minorista de Estados Unidos dijo que la actual legislación de estímulo económico podría no hacer lo suficiente para estimular el gasto del consumidor y reiteró su llamamiento a una serie de treguas fiscales temporales de ventas.

La federación nacional de minoristas (NRF, por sus siglas en inglés) está "extremadamente preocupada de que (la ley) no haga lo suficiente para estimular de inmediato el gasto del consumidor o conserve las decenas de millones de empleos que el gasto del consumidor mantiene", dijo Steve Pfister, vicepresidente del grupo, en un comunicado difundido el jueves.

"Con un gasto del consumidor que representa dos tercios del PIB, es difícil, si no imposible, prever una mejoría en el crecimiento económico general hasta que los consumidores recobren la confianza y reanuden el gasto", dijo en comentarios que también fueron enviados en una carta a los senadores estadounidenses.

El Senado trabaja en la elaboración de una ley para un plan cercano a 800.000 millones de dólares con el fin de estimular a la economía estadounidense, que se encuentra en recesión desde el 2007.

La NRF, que representa a más de 1.6 millones de establecimientos minoristas en Estados Unidos, reiteró su llamamiento a tres períodos de 10 días de exención de impuestos a las ventas este año: uno en marzo, uno en julio y otro en octubre.

Las treguas fiscales, parecidas a las adoptadas por los estados estadounidenses en varios momentos del año, permitirían a los consumidores adquirir más productos sin pagar impuestos sobre las ventas. El alcohol y el tabaco serían excluidos.

La NRF calcula que las treguas fiscales propuestas les ahorrarían a los consumidores cerca de 20,000 millones de dólares ó 175 dólares por familia. El Gobierno estadounidense haría reembolsos a los estados por los ingresos perdidos.

La propuesta viene cuando el grupo de comercio prevé un descenso de un 2.5% en las ventas minoristas en el primer semestre del 2009.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×