Brown critica el papel del FMI y el BM

El primer ministro británico consideró que estas instituciones ya que no cumplen su propósito; opinó que deben cambiar drásticamente para enfrentar eventos como la crisis financiera actual.
LONDRES (CNN) -

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial no sirven para su propósito y necesitan cambiar drásticamente tras la peor crisis financiera que se tenga memoria, dijo el lunes el primer ministro británico, Gordon Brown.

Brown, hablando en un seminario para establecer la agenda de la cumbre de abril de líderes del G20 en Londres, dijo a los académicos reunidos que un "audaz paso hacia adelante" era necesario si habría que prevenir futuras crisis.

"Estas instituciones fueron creadas para un mundo de flujos de capital local, no flujos de capital global. Las instituciones que hemos heredado no están equipadas para las funciones que tenemos que abordar en el futuro", agregó.

Los líderes del G20, que incluye naciones industrializadas como Estados Unidos y Gran Bretaña al igual que economías emergentes como India y China, se reunirán en Londres el 2 de abril para debatir sobre la crisis financiera que está minando a la economía mundial.

Brown, que también es el anfitrión, ha catalogado la cumbre de Londres -subtitulada "Estabilidad, Crecimiento y Empleos"- como un nuevo Bretton Woods, por la conferencia de 44 naciones de 1944 que creó el moderno sistema financiero.

"Veo una gran discusión sobre cómo han de ser financiados el FMI y el Banco Mundial en el futuro, una que requerirá que conversemos sobre las reservas en los diferentes países, conversar sobre qué tipo de préstamos o facilidad de bonos que podremos desarrollar, quizá con los estados árabes, quizá inclusive con los Fondos de Riquezas Soberanas", dijo.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, ha dicho que podría necesitar más dinero en seis meses para financiar salvatajes de países que han sido víctimas de la crisis financiera. El FMI ya ha otorgado préstamos a países que van desde Islandia a Pakistán en los meses recientes, debido a que la contracción crediticia ha empujado a la economía del mundo a una pronunciada desaceleración.

Brown dijo que era esencial que el mundo tuviera un sistema de advertencia anticipada para detectar problemas futuros y los reguladores deberían poseer más autoridad para hacer cumplir sus recomendaciones.

"Nunca hemos otorgado a nadie suficiente fuerza para que sus opiniones serán tratadas seriamente, que la gente tiene que actuar cuando se dan esas advertencias", agregó.

El primer ministro reiteró su llamamiento de que una acción fiscal y monetaria era necesaria internacionalmente, a fin de poner en marcha nuevamente a las economías.

Gran Bretaña, junto con gran parte del mundo industrializado, ya se encuentra en recesión. Los funcionarios de políticas monetarias alrededor del mundo han estado recortando las tasas de interés para estimular el crecimiento. El Banco de Inglaterra recortó el costo del crédito a tan solo 1% la semana pasada.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Partido Laborista de Brown anunció en noviembre un paquete de 20,000 millones de libras esterlinas para estimular a la economía, pero las expectativas aumentan respecto a un nuevo plan de recortes tributarios o gasto público dentro de las próximas dos semanas al abrigo de la cumbre del G20.

En Estados Unidos, el Gobierno del presidente Barack Obama está presionando a los legisladores para que aprueben el paquete de estímulo por un valor de aproximadamente 800,000 millones de dólares.

Ahora ve
Trump quiere un muro con paneles solares en la frontera con México
No te pierdas
ç
×