Paquete de estímulo, el reto de Obama

El presidente estadounidense requerirá toda su destreza política para lograr la aprobación del plan; el proyecto por más de 800,000 mdd será votado este martes en el Senado.
WASHINGTON (AP) -

La pericia y el pragmatismo políticos del presidente Barack Obama serán sometidos esta semana a pruebas drásticas para lograr en el Congreso los incentivos que reclama para reanimar a la desfalleciente economía estadounidense.

La visión pragmática y la habilidad de Obama en la política enfrentan el reto de demostrar que son la terapia de choque necesariamente equilibrada para la economía de Estados Unidos ante la promesa de hacer a un lado el celo político de las decisiones gubernamentales.

El Senado, donde Obama debe preservar un puñado de votos de republicanos moderados, tiene previsto votar el martes su versión del plan de estímulo económico de 827,000 millones de dólares, que elimina disposiciones que eran de sumo interés para él.

Si el proyecto es aprobado el martes en la cámara alta, como se espera, los negociadores del Senado deberán concertar con sus contrapartes de la Cámara de Representantes, que ya aprobaron un paquete con 819,000 millones de dólares pero sin el apoyo de un solo republicano.

Los negociadores deben armonizar las diferencias entre las dos iniciativas de ley y someter la versión final a la aprobación de las dos cámaras. Entonces, sería entregada a Obama para que la promulgue con su firma.

Obama se ha mostrado a la defensiva en el proyecto, financiado con gasto gubernamental y reducciones fiscales, que ha sido menoscabado por la oposición republicana en ambas cámaras del Congreso.

El Partido Republicano se ha lanzado sobre elementos que atentan contra su eje filosófico: un gobierno pequeño y menos impuestos.

Los republicanos acusan a sus colegas demócratas de atestar la iniciativa con proyectos parciales e innecesarios que no estimularían la economía, sumida en su peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930.

El presidente Barack Obama dijo el lunes que el plan de estímulo económico que considera el Congreso de Estados Unidos tiene el tamaño y el alcance correcto, y advirtió que los problemas del país empeorarán si el paquete no es aprobado rápidamente.

"Tiene el tamaño correcto, tiene el alcance correcto. Hablando ampliamente, tiene las prioridades correctas para crear empleos que revitalicen nuestra economía y la transformen para el Siglo 21", dijo el presidente sobre el plan de más de 800,000 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Puedo decir con confianza absoluta que la demora indefinida o la parálisis de Washington ante esta crisis sólo profundizará el desastre", dijo.

Entre las reducciones en el proyecto del Senado que son difíciles de aceptar para la Casa Blanca y sus aliados liberales figura la eliminación de 40,000 millones de dólares en ayuda a los estados, dinero que según economistas es una forma de eficiencia relativa para evitar despidos, disminución en servicios o aumentos fiscales.

Ahora ve
Así se sintió el sismo de 7.1 en la Ciudad de México
No te pierdas
×