El pago del rescate en EU no corre prisa

A los bancos de EU les gustaría devolver el dinero del rescate para quitarse al Tío Sam de encima; pero lo piensan dos veces, pues los préstamos fueron provistos con tasas de interés fantásticas.
Hugo Dixon
(Breakingviews.com) -

Los bancos estadounidenses no deberían darse prisa para devolverle al Tesoro los fondos del Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP,  por sus siglas en inglés). Claro, sería agradable quitarse al Tío Sam de encima; especialmente ahora que la administración de Obama presiona a aquellos que recibieron el dinero de los contribuyentes para que anulen las generosas gratificaciones destinadas a sus altos ejecutivos.

Pagar el dinero del TARP también sería una fuerte señal para el mercado de que un banco ya no está en el pabellón de cuidado intensivo. Todo esto ayuda a explicar el porqué Goldman Sachs y Morgan Stanley han dicho que quieren regresarle su dinero al gobierno estadounidense tan pronto como puedan.

Pero el apurarse a pagar no iría de acuerdo con los intereses de los accionistas. Recuerden que el dinero fue provisto con tasas de interés fantásticas. Los primeros ocho bancos, que recibieron 125,000 millones de dólares en la ronda original del TARP, debían pagar sólo un cupón del 5% de sus acciones preferenciales. También le dieron garantías al gobierno para comprar acciones comunes equivalentes al 15% de su inversión en acciones preferenciales.

El costo de refinanciar esto en los deteriorados mercados de capital de hoy sería descomunal. Por ejemplo, cuando Goldman recurrió a Warren Buffet en busca de un capital de 5,000 millones de dólares el pasado septiembre, debía pagarle con un cupón del 10% de sus acciones preferenciales y darle garantías para comprar la misma cantidad de acciones comunes.

Si Goldman refinanciara sus 10,000 millones de dólares de dinero del TARP a tasas semejantes, sufriría un costo extra de interés anual de 500 millones de dólares, más casi siete veces la disolución cuando y si las garantías hicieran efecto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo que es más, las medidas enérgicas del Presidente Barack Obama contra la paga a  ejecutivos en realidad sólo afectan a aquellos que necesiten darse un segundo chapuzón en el abrevadero del TARP. Todos estarán más expuestos, pero el límite de pago de 500,000 dólares anuales sólo aplica para aquellos que reciban apoyo "excepcional" en el futuro.  

Hay que reconocer que, después de cinco años, los pagos de intereses del dinero original del TARP aumentarán a 9%. Con suerte, los mercados de capital se descongelarán mucho antes de eso. Pero, hasta que el deshielo venga, no tiene sentido regresarle su dinero al Tío Sam.

Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×