El G7 promete responder a la crisis

Las potencias que conforman el grupo lucharán contra la recesión y apoyarán el libre comercio; China se comprometió a manejar una moneda más flexible y se espera que el yuan siga apreciándose.
timothy_geithner  (Foto: CNN)
ROMA (CNN) -

Las potencias que conforman el Grupo de los Siete (G7) prometieron el sábado hacer de la lucha contra la recesión su máxima prioridad, y al mismo tiempo tratar de limitar las consecuencias de sus medidas ante la preocupación por un creciente proteccionismo.
La declaración final del encuentro en Roma de los ministros de Finanzas del G7 y funcionarios de bancos centrales, además de Rusia, indicó que estabilizar la economía mundial y los mercados financieros era su "mayor prioridad".
Los ministros también suavizaron su tono respecto al yuan chino, diciendo que esperan que continúe apreciándose, pero no abordaron los estados de otras monedas, pese a las especulaciones en los mercados de que podrían expresar su preocupación por el yen y la libra esterlina.
Los ministros dijeron que monitorearán estrechamente los mercados de divisas y tomarán las medidas adecuadas, en una retórica muy similar a la de su última reunión en octubre.
Pero el tono con respecto a China fue levemente más suave, en un esfuerzo de reparar el daño de una disputa con Washington sobre comentarios de que Pekín estaba manipulando su tasa de cambio para obtener beneficios económicos.
"Damos la bienvenida a las medidas fiscales de China y al compromiso constante de moverse a un tipo de cambio más flexible, que debería llevar a la apreciación continuada del yuan en términos efectivos", indicaba la declaración de Roma.
"El G7 sigue comprometido con evitar medidas proteccionistas que sólo exacerbarían la desaceleración, absteniéndose de levantar nuevas barreras y trabajando hacia una rápida y ambiciosa conclusión de la Ronda de Doha", agregó en texto, en referencia de negociaciones globales de libre comercio.
Intranquilidad
Mientras comenzaba la reunión del G7 el viernes, Alemania y el Reino Unido dijeron de que el riesgo es de que el mundo vea una repetición de la dañina espiral de proteccionismo que presenció durante la Gran Depresión.
"La lucha contra el proteccionismo nunca ha sido más necesaria que hoy", dijo el ministro de finanzas británico, Alistair Darling, a Reuters en una entrevista.
"Tendremos que hacer todo para asegurarnos de que la historia no se repita", dijo anteriormente el ministro de finanzas Peer Steinbrueck al Parlamento alemán.
Esas declaraciones destacan la creciente intranquilidad sobre lo que parece ser una contradicción entre los compromisos con el principio del libre comercio y las medidas que se ven diferentes en la práctica.
Como ejemplos están el plan de ayuda automotriz que lanzó Francia e Italia, o la cláusula "Compre Americano" del paquete de estímulo de 787,000 millones de dólares solicitado por Washington.
El británico Darling dijo que había discutido el tema con el nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.
"Creo que Estados Unidos está consciente de sus obligaciones con el mundo", dijo Darling a Reuters.
La reunión del G7, en la que participan ministros y presidentes de bancos centrales de Estados Unidos, Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá, es un paso en la ruta a una cumbre en abril del G20, que agrega a las economías de los mercados emergentes.
Nuevos datos de Europa dados a conocer el viernes sirven como un recordatorio de la escala de la crisis económica y el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, dijo que lo peor está aún por venir.
Nerviosismo Monetario
La cláusula de "Compre Americano" de Estados Unidos no es la única medida que preocupa al interior del G7.
Los rescates gubernamentales a las automotrices francesas e italianas también generaron temores, al igual que una campaña en Gran Bretaña destinada a mantener el empleo en tiempos duros para la ciudadanía británica.
En el borrador, el G7 también abordó la divisa china controlada por el Estado, que hace parecer injustamente baratos sus bienes en los mercados mundiales.
El documento preliminar indicó que los países del G7 aplauden el compromiso de China por una moneda más flexible y esperan que el yuan siga apreciándose.
Pese a ello evitaron hacer referencia a otras tendencias monetarias que a algunos les preocupa, como la fuerte baja de la libra esterlina en el último año.
El G7 debe asegurar ahora que sus comunicados sean propicios para la cooperación ante el G20, que incluye a China, India y otras de las principales economías emergentes, de cara a una cumbre prevista para el 2 de abril en Londres.

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×