Crisis impediría renegociación del TLCAN

Las agendas políticas y económicas de los tres países complicarían la revisión que ha propuesto EU; de aceptar la renegociación, México debería sumar el tema migratorio, mencionaron expertos.
TLCAN  (Foto: Archivo)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La apretada agenda política y económica de Estados Unidos (EU) impediría la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque el presidente estadounidense Barack Obama siga insistiendo en ello, coincidieron expertos en comercio exterior. "No estoy seguro de que la coyuntura política y económica en EU permita una renegociación. (Barack) Obama tiene muchas prioridades tanto externas como internas, como la crisis financiera, crisis ambiental, las guerras en Irak y Afganistán, y la  migración", dijo en entrevista el catedrático de Economía Política de la Universidad de Toronto, Stephen Clarkson.

Desde su campaña electoral hasta en días recientes, el mandatario estadounidense ha manifestado su interés por modificar el tratado comercial -firmado por México, EU y Canadá- para incluir disposiciones "más estrictas" en materia laboral y ambiental, que actualmente se encuentran en acuerdos paralelos.

En 2006, EU firmó por primera vez un acuerdo comercial con Perú con cláusulas laborales y medioambientales, ante las exigencias del Congreso estadounidense; mientras que acuerdos similares con Colombia, Corea del Sur y Panamá se encuentran bloqueados por este requisito.

El Gobierno canadiense, por su parte, ha dicho que espera encontrar una manera de hacer la renegociación sin alterar la relación comercial, mientras que las autoridades y empresarios mexicanos creen que sería inconveniente modificar el acuerdo.

Desde su lanzamiento (1994), el TLCAN impulsó a México y Canadá a convertirse en los principales socios comerciales de EU.

Solamente en 2008 estos dos países concentraron el 32% del total de las exportaciones estadounidenses; mientras que ambas naciones envían cerca del 80% de sus productos a EU.

Además, como una medida directa para realizar la renegociación, Obama ha condicionado la permanencia de su país en el TLCAN, a su vez también ha puesto en discusión temas de seguridad, economía e inmigración.

"En la realidad el Gobierno de México no hace nuevas negociaciones de tratados de libre comercio con otros países, porque la industria mexicana no desea tener más concurrencia en su propio espacio doméstico", dijo Clarkson al término de una conferencia organizada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Santa Fe.

Recientemente de visita en Canadá -la primera salida al exterior como presidente- Obama reiteró su interés por incluir disciplinas en materia laboral y ambiental al TLCAN.

"Este proceso podría comprometer la integridad del tratado, ya que resultará muy difícil ceñir las reformas a únicamente estas disciplinas. En particular, cuando cualquier modificación al texto del acuerdo requerirá de la aprobación de los poderes legislativos de los tres países", dijo en un reporte IQOM, consultoría comercial.

El TLCAN aprueba en su artículo 2202 la modificación del mismo, siempre y cuando haya una coincidencia entre los ejecutivos de los tres países, así como de los poderes legislativos.

Por su parte, José Luis de la Cruz, catedrático del ITESM, mencionó que la agenda de los países implicados hace más difícil la renegociación, tanto por la crisis y la coyuntura actual de México.

"Difícilmente el Congreso mexicano, al menos en lo que es el primer semestre, se meterá a una negociación que vaya en ese sentido, porque en general la agenda política está más metida en la elección intermedia que en una agenda de revisión del TLCAN", dijo De la Cruz.

Sin embargo, México podría aprovechar esta renegociación del tratado comercial, sumando a la agenda el tema de la migración, pero de una manera inteligente, dijo el director de la carrera de administración y negocios internacionales de la Universidad Panamericana, Sergio Garcilazo.

"Si el gobierno va abrir esto debe valorar lo que se va a hacer, dado que las empresas mexicanas podrían verse afectadas por incumplir ciertos lineamientos en materia laboral y ambiental", dijo Garcilazo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Hay que ver por dónde viene el movimiento que pretende hacer Barack Obama, valorarlo antes de dar una respuesta racional, es la posición que debe tener el gobierno", agregó.

México envía actualmente más del 80% de sus exportaciones a EU y Canadá.

Ahora ve
Dos emprendedores mexicanos cuidan la salud visual de los más necesitados
No te pierdas
×