El fenómeno Banamex se multiplica

El rescate bancario en los países desarrollados enfrenta a las leyes mexicanas; la defensa del sistema financiero es el argumento para permitir la intervención gubernamental.
Dólares  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis financiera no sólo pone a prueba la capacidad del sistema financiero mundial, sino la regulación y la legalidad en la operación de las filiales extranjeras en México. Si bien, los 43 bancos mexicanos mantienen un índice de capitalización superior al solicitado por la autoridad reguladora, varias de estas instituciones desafían la regulación mexicana después de que los gobiernos de sus países de origen han inyectado recursos públicos para evitar el colapso de las matrices.

Banamex, con el rescate de Citigroup, es uno de los ejemplos que han alertado a legisladores mexicanos, pero se han presentado otros casos en los que la autoridad reguladora no ha hecho comentarios, como el de JP Morgan.

El año pasado el gobierno británico inyectó capital a bancos como HSBC y Barclays con filiales en México.

Otras instituciones como la española, Caixa, se encuentran en programas de venta de activos e incluso se habla de rescates por parte del gobierno. La Caixa adquirió una participación en Inbursa el año pasado.

"Vivimos una situación extraordinaria, atípica y de emergencia que requiere una lectura de la ley (mexicana) más amplia", dijo Paulo Carreño, director de Comunicación de Banamex, después de que el gobierno norteamericano pudiera acceder al 36% de Citigroup, propietario de Banamex.

En las últimas semanas se ha cuestionado la legalidad de la operación de filiales mexicanas de bancos extranjeros que han recibido una inyección de capital de sus gobiernos de origen debido a que la ley mexicana prohíbe que una autoridad extranjera sea accionista de un banco.

Banamex afirma que las autoridades estadounidenses han manifestado que el Gobierno de Barack Obama no tiene la intención de quedarse con Citigroup, de hacer negocio con la otrora institución financiera más grande del mundo.

"Banamex no ha reportado un centavo de dólar a Citigroup en los últimos tres años, incluso en lo más caótico de la crisis; desde la compra de Banamex (en 2001) el 10% de sus utilidades se han ido a Citi", dijo Carreño.

El gobierno de Estados Unidos acordó el jueves pasado que, a través de una conversión de acciones preferentes en comunes, elevaría hasta en 36% su participación en Citigroup para evitar el colapso de la institución cuya crisis inició con su exposición a los créditos hipotecarios de alto riesgo.

Banamex asegura que el acuerdo entre Citigroup y el gobierno mexicano no afecta sus operaciones en México ya los Consejos de Administración de el banco nacional de México (Banamex) como del Grupo Financiero Banamex no se modifican y operan como empresas mexicanas con un plan de negocios para el mercado mexicano.

Los gobiernos, principalmente de los países desarrollados afectados por la crisis financiera estadounidense, se enfrentan al dilema de dejar al libre mercado actuar contra las entidades afectadas o rescatarlos.

La inyección de dinero público a los bancos "distorsionan la libre competencia" dijo el mes pasado el presidente del banco Santander, Emilio Botín, una de las instituciones que hasta el momento ha librado las pérdidas pero que ha tenido que recapitalizar a su banco en el Reino Unido, Abbey.

Ahora ve
Así es como diferentes músicos recuerdan a Freddie Mercury
No te pierdas
×