La crisis pega a firmas japonesas

Los inventarios nipones se duplicaron en el último trimestre de 2008, a 47,600 mdd; el alza subraya el desplome de la demanda en el país, cuyo PIB se contrajo 3.2% en el periodo.
TOKIO (CNN) -

Un aumento de los inventarios atenuó ligeramente el colapso económico de Japón en el cuarto trimestre comparado con lo que se había estimado inicialmente, pero ese mismo incremento oscureció todavía más el panorama de la segunda economía mundial al subrayar el desplome de la demanda.

Los datos revisados mostraron que la economía se contrajo 3.2% en el último trimestre de 2008, ligeramente menos que la caída calculada anteriormente, de 3.3%, aunque igualmente marcó la contracción más profunda desde la crisis del petróleo de 1974.

Los inventarios se duplicaron con creces durante el trimestre a 4.6 billones de yenes (47,600 millones de dólares) y su contribución a la producción general fue revisada ligeramente al alza comparado con los datos preliminares del mes pasado.

No obstante, el creciente cúmulo de bienes sin vender insinuó más recortes de producción y de empleos en los próximos meses y una agudización de lo que ya se está configurando como la recesión más larga y más profunda que padece Japón desde la Segunda Guerra Mundial.

"La demanda se reduce mucho más rápido que la disminución de la producción, lo que ha causado un incremento no deseado de los inventarios", dijo Yoshiki Shinke, economista del instituto de investigaciones Dai-ichi Life Research Institute.

"Pero eso se convertirá en una carga mayor para la economía porque agrega presiones de ajustes de inventarios, llevando a una nueva disminución de la producción", sostuvo.

El primer ministro Taro Aso también dijo que no había ningún motivo para festejar.

"Las cifras revisadas (del PIB) lucieron mejor, pero la parte sustancial no fue buena, pues el ratio de inventarios sobre envíos ha cambiado (...) Un incremento de los inventarios no es necesariamente bueno para la administración", dijo en una sesión de la comisión presupuestaria de la cámara alta del parlamento.

Según los datos revisados, la producción económica del cuarto trimestre se derrumbó a un ritmo anualizado del 12.1%, un poco menos que la estimación anterior de una caída de 12.7%, pero aún un declive mucho más agudo que los que sufrieron otras economías grandes no tan dependientes de las exportaciones.

Economistas encuestados por Reuters el miércoles predijeron que la economía se contraería 2.5% este trimestre en curso y un 0.4% en abril-junio, lo que implicaría un total sin precedentes de cinco trimestres seguidos de contracción.

Después de los datos del jueves, algunos analistas decían que un desplome todavía más profundo era posible.

"Estamos empezando a pensar que la contracción de enero-marzo podría ser mayor que en octubre-diciembre", dijo Takahide Kiuchi, economista de Nomura Securities.

Varios economistas piensan que la economía tocará fondo en algún momento de este año, por una posible recuperación en China y los paquetes de estímulo en Estados Unidos y el propio Japón.

Otros dicen que los problemas podrían continuar bastante más allá de este año.

"Somos bastante pesimistas y creemos que la economía japonesa tocará fondo en 2011. Podríamos tener tres años consecutivos de contracción", advirtió Seiji Adachi, economista de Deutsche Securities.

El colapso de las exportaciones restó 3.0 puntos porcentuales al PIB japonés en el cuarto trimestre, en línea con la estimación original. El gasto de capital de las empresas bajó 5.4%.

Ahora ve
El decálogo de Peña Nieto sobre la implementación de reformas estructurales
No te pierdas
×