El G20 respaldará rescates

Los ministros de finanzas prometieron apoyar al FMI para enfrentar la crisis; la prioridad por el momento es hacer que los préstamos fluyan nuevamente.
HORSHAM (CNN) -

Los ministros de Finanzas del G20 prometieron el sábado más dinero al Fondo Monetario Internacional para ayudar a países en problemas y dijeron que usarán todo su poder de fuego fiscal y monetario para abordar la peor crisis económica desde la década de 1930.

Los funcionarios dijeron que la mayor prioridad ahora es lograr que los préstamos, elemento vital de la economía, fluyan normalmente otra vez.

"Estamos comprometidos a dar el grado de esfuerzo sostenido necesario para restaurar el crecimiento", dijeron los ministros en un comunicado conjunto, prometiendo dinero adicional para el Fondo Monetario Internacional y prestamistas regionales, como el Banco de Desarrollo Asiático.

No se dio a conocer ninguna cifra, pero un funcionario que asistió a las conversaciones dijo a Reuters que se centraron en duplicar el dinero del que dispone el FMI para ayudar a países azotados por un congelamiento del crédito y las inversiones.

Por separado, el primer ministro británico, Gordon Brown, que será el anfitrión de una cumbre de líderes del G20 el 2 de abril, dijo que un "cambio masivo" está por producirse en la regulación del mercado financiero, especialmente la supervisión de fondos de cobertura y otras áreas ligeramente reguladas.

La declaración coincidió en la necesidad de que los fondos de cobertura estén registrados y den información adecuada para evaluar los riesgos de su operación.

Los ministros elaboraron también las divisiones sobre el énfasis que debería darse al gasto fiscal y a la regulación de los mercados.

Los ministros dejaron las diferencias de lado en la escala de gasto público desplegado para apoyar a la actividad, diciendo que todos harían todo lo que pudieran para luchar contra lo que el FMI llama "la gran Recesión".

Bancos tóxicos

Estados Unidos todavía tiene que detallar cómo planea limpiar a los bancos de activos tóxicos, lo que muchos dicen es vital para hacer que una economía esclerótica vuelva a moverse, aunque un funcionario estadounidense dijo que los detalles podrían esperarse para la próxima semana.

El G20 emitió un compendio separado de lineamientos para que los usen los países en sus planes para limpiar a los bancos de activos tóxicos.

"Nos van a ver anunciar relativamente pronto un nuevo marco de trabajo, un nuevo marco de financiamiento, para este legado de activos", dijo el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, que participó de las conversaciones en Horsham, al sur de Londres, a Fox Business News.

Los recursos del FMI deberían ser aumentados rápida y sustancialmente, el Banco de Desarrollo Asiático debería obtener incremento de capital y los bancos multilaterales de desarrollo deben obtener el dinero que necesitan para cumplir su tarea, afirmó la declaración

"Necesitamos un compromiso de los países de que harán todo lo que sea necesario y mientras sea necesario para apoyar a sus economías", dijo Alistair Darling, ministro de Finanzas de Gran Bretaña, país que organiza las negociaciones en un lujoso hotel del sur de Inglaterra.

Quizás precavido ante el repentino y masivo éxodo de fondos ocurrido durante la crisis financiera asiática en la década de 1990, Darling agregó: "Realmente debemos tomar acciones para detener los daños hechos a las economías emergentes, que ahora están viendo el dinero salir de sus sistemas".

El FMI ha gastado cerca de 50,000 millones de dólares en planes de rescate para países del este de Europa en los últimos meses y está solicitando que sus fondos para estos casos se dupliquen a 500,000 millones de dólares, mientras que el Banco de Desarrollo de Asia también espera más recursos.

El G20 representa más del 80% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, que según se espera este año debería contraerse más que ningún otro período desde la década de 1930, especialmente por la crisis económica que se inició en el 2007 en Estados Unidos y que afecta la confianza, la actividad, el comercio global.

Compromiso de EU

Washington se está preparando además para mostrar su juego este mes sobre la regulación de los mercados financieros, donde los líderes del G20 todavía tienen que presentar pruebas de las promesas de frenar los excesos y asegurar que todos sean llamados a dar cuentas de ahora en adelante.

El presidente Barack Obama buscó borrar cualquier duda acerca del compromiso estadounidense, diciendo en una conferencia de prensa en Washington que nadie perseguía la regulación financiera más firmemente que él.

Más allá de demandar registro de los fondos de cobertura y más vigilancia en las agencias calificadores, el más reciente elemento de las conversaciones del G20 en Inglaterra fue el compromiso de ayuda para las economías emergentes, quizás preocupado por el éxodo masivo de dinero que marcó a la crisis asiática de los 1990.

Estados Unidos demandó a inicios de esta semana que otros gobiernos comprometan el 2% de sus PIB a tales planes de estímulo, lo que expuso las diferencias con países como Francia y Alemania.

"No deberían esperar grandes cifras o demandas concretas," dijo un funcionario involucrado en las negociaciones.

Francia considera que la solicitud de Washington es una distracción ante los compromisos del G20 alcanzados en la cumbre de noviembre, en la que se acordó combinar los planes de estímulo con reformas para controlar los excesos de los bancos y los mercados financieros.

El jefe del Banco Mundial, Robert Zoellick, que también asistió al encuentro, dijo que el gasto gubernamental debería dar a la economía nada más que un placebo si no se eliminan los activos tóxicos de los bancos, que continúan socavando la confianza y el deseo de dar crédito o invertir.

Los activos tóxicos son el mayor problema en Estados Unidos, y el Departamento del Tesoro anunciará la próxima semana más detalles sobre sus propuestas para formar sociedades público-privadas que se hagan cargo de esos activos, según dijo el sábado un alto funcionario de ese país.

Junto con la regulación de los fondos de cobertura, Francia y Alemania están presionando por progresos en mayores controles para las agencias de calificación de créditos, a las cuales acusa de empeorar la crisis al garantizar altos estándares a derivados que se convirtieron más tarde en activos tóxicos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Los escenarios no lo son todo; estos son los otros negocios de los famosos
No te pierdas
ç
×