Japón está al borde de una deflación

El estancamiento en los precios en febrero elevó las expectativas de un deterioro económico; Japón podría ser la más lenta de todas las economías en recuperarse de la recesión, según expertos.
TOKIO (CNN) -

El índice de precios al consumidor (IPC) de Japón no registró variación en febrero, colocando al país al borde de la deflación por la caída de los precios del petróleo, mientras el gobierno se esfuerza para superar una recesión que empeora.

Los datos del IPC, un termómetro de la demanda interna, combinados con una caída mayor de lo previsto en las ventas minoristas de febrero, son un nuevo indicio de pesimismo en momentos en que las exportaciones, motor de la expansión japonesa, se evaporan por el colapso de la demanda global.

Como tanto la demanda interna y la externa se contraen, Japón podría ser la más lenta de todas las economías principales en recuperarse de la recesión.

Se prevé que Tokio defina un nuevo paquete de gastos para estimular la economía, después del presupuesto para el año fiscal que se inicia el 1 de abril, aprobado por el parlamento el viernes.

Los legisladores japoneses aprobaron el presupuesto del gobierno de 88.5 billones de yenes (896,200 millones de dólares) para el nuevo año fiscal. Este es el mayor presupuesto en la historia de Japón.

"Japón enfrenta deflación de los precios al consumidor", dijo Akira Maekawa, economista de UBS Securities.

"Anticipamos que el IPC pase a negativo en términos anuales en marzo y siga negativo al menos por el resto de este año debido a una combinación de precios energéticos más débiles y un deterioro de la brecha de la producción. Las compañías japonesas siguen produciendo más de lo que los consumidores quieren comprar", agregó.

El ministro de Finanzas, Kaoru Yosano, dijo que aún era demasiado pronto para decir si Japón estaba en deflación. Pero los analistas decían que las bajas de precios en bienes duraderos como autos y televisores de pantalla plana eran notables, en parte porque la demanda se derrumba.

Muchos economistas prevén que Japón enfrente una segunda ola de deflación debido a la crisis financiera global, y el Banco de Japón pronostica dos años de reducciones de precios.

El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dijo que la entidad seguirá de cerca la tendencia de los precios.

"El IPC subyacente pasará a negativo a partir de ahora como reacción a las alzas de los precios energéticos y de los alimentos la última primavera y el verano" en el hemisferio norte, sostuvo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Un empeoramiento en el equilibrio de la oferta y la demanda en la economía también agregará presiones a la baja sobre los precios al consumidor", dijo.

Los economistas vigilan el índice de inflación que excluye precios energéticos y de los alimentos. Este índice bajó el 0.1%.

Ahora ve
Jugadores de la NFL protestan contra un mensaje de Donald Trump
No te pierdas
×