G20 va por regular fondos de cobertura

Los líderes crearán una junta de supervisión para el sistema financiero global, según un borrador; cooperarán en políticas económicas para revivir el crecimiento y estabilizar el sistema financiero.
LONDRES (CNN) -

Los líderes mundiales prometerán regular los principales fondos de cobertura por primera vez e implementar una nueva junta de supervisión para vigilar el sistema financiero global, según un borrador del comunicado del G20.

El borrador, obtenido por Reuters el miércoles de funcionarios de delegaciones en la cumbre del G20, indica también que los líderes se comprometerán a cooperar en las políticas económicas para restablecer el crecimiento global y "abstenerse de la devaluación competitiva de nuestras monedas".

Los líderes de las mayores economías industrializadas del mundo y de las emergentes tienen previsto finalizar su plan para revivir al crecimiento y estabilizar el sistema financiero en una cumbre en Londres el jueves.

El borrador del comunicado fortalecería la autoridad del Fondo Monetario Internacional, al dar más responsabilidad a la supervisión de la economía mundial y asegurar que otras crisis no estallen en el futuro.

Nuevos recursos estarían disponibles para impulsar al FMI y su quasi-moneda denominada Derechos Especiales de Giro sería expandida. Sin embargo, cifras específicas no fueron incluidas en el borrador.

El comunicado hizo cinco promesas: restaurar el crecimiento y los empleos; restituir los bancos y los préstamos; fortalecer las instituciones financieras globales para lidiar con la crisis y evitar crisis futuras; promover el comercio mundial y construir una recuperación sostenible.

Sin diferencias

Francia y Alemania unieron fuerzas el miércoles para demandar que los líderes mundiales hagan promesas de regulación más estricta para los mercados financieros en la cumbre en Londres, con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, diciendo "esto no es negociable".

Interesado en asegurar un mensaje que de confianza a los votantes y a los desgastados mercados financieros mientras el mundo sucumbe a la turbulencia más profunda desde la Gran Depresión, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que no había diferencias sustantivas con Europa.

Washington quería también una regulación más estricta, dijo en una conferencia de prensa con el primer ministro británico, Gordon Brown, el anfitrión de la cumbre, sentado a su lado.

No quedó claro si el punto de fricción, que parecía enfocarse en primer lugar en las demandas de Sarkozy para poner en una lista negra a los paraísos fiscales, sería suficiente para agriar el ánimo y comprometer el resultado.

Manifestantes chocaron con policías antidisturbios y rompieron ventanas de bancos en el centro financiero de Londres. Se planeaban más protestas para el jueves, el día principal de una cumbre en la que participan las mayores economías mundiales, desarrolladas y en vías de desarrollo.

La producción económica global se contraerá más en el 2009 que en cualquier otro año desde la Segunda Guerra Mundial, dice el Fondo Monetario Internacional y el jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, indica que la "Gran Recesión" podría causar la pérdida de 50 millones de empleos en el mundo.

El ministro de Finanzas de Egipto dijo que hay gente que morirá en los países más pobres del mundo, si las naciones ricas los apartan a un lado en su intento por escapar de la crisis económica global.

Los países desarrollados se están endeudando fuertemente en los mercados internacionales para levantar a sus economías, lo que significa que las naciones más pobres son cada vez más incapaces de hacerlo, dijo Youssef Boutros-Ghali, que encabeza la comisión de política del Fondo Monetario Internacional.

Movilización de recursos

Los líderes del G20 esperan que los cerca de 2 billones de dólares que los gobiernos están inyectando en la economía en recortes fiscales, construcción de proyectos e inversión en ecología limitarán la profundidad y duración de la recesión y quizás crearán 20 millones o alrededor de esa cifra de empleos nuevos.

Buscaban también estimular más de 500,000 millones de dólares y quizás sustancialmente más en financiamiento que el FMI pueda usar para rescatar a las economías que se dirigen a problemas en sus balanzas de pagos.

Mientras se reunían el miércoles para una cena con la reina Isabel en el palacio de Buckingham, los funcionarios estaban elaborando los detalles de lo que anunciarían el día siguiente.

París y Berlín temen que la cumbre fracase en la regulación de los paraísos fiscales, fondos de cobertura y mercados en general, y siguieron buscando anuncios concretos en ese frente.

"Cualquier regulación que no acordemos aquí, no será acordada por los próximos cinco años", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, en una conferencia de prensa conjunta con el líder francés.

"La cumbre no se trata de andar regateando entre regulación y programas de crecimiento económico", indicó Merkel.

Sarkozy dijo: "En los resultados, queremos que el principio de una nueva regulación sea el principal objetivo (...). Esto no es negociable".

Obama, en su primera visita oficial a Europa, dijo que las naciones del G20, en la cumbre del jueves, no iban a ponerse de acuerdo en todos los puntos, pero desestimó las sugerencias de que la cumbre fallaría por la división de los países por la importancia de la regulación frente a los nuevos paquetes de estímulo económico.

"La noción central de que el gobierno debe tomar algunas medidas para responder a la contracción de los mercados globales y que deberíamos promover el crecimiento, eso no está en discusión", dijo Obama en conferencia de prensa junto con el primer ministro británico, Gordon Brown.

"Por el lado regulatorio, esta noción de que de alguna manera están aquellos que impulsan la regulación, y otros que resisten la regulación, está desmentida por los hechos", agregó.

Las apuestas son elevadas y más en el mundo desarrollado.

El banco central mexicano dijo el miércoles que había pedido una línea de crédito por unos 47,000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), el más reciente país latinoamericano en buscar ayuda del prestamista multilateral en un esfuerzo por vadear por la crisis económica global.

Las acciones mundiales continuaban la recuperación reciente, pero las preocupaciones sobre los bancos y el crecimiento continuaban acosando a los mercados en Europa y los analistas decían que muchos inversores seguían al margen, nerviosos ante los mensajes que salgan de la cumbre.

Más temprano, Sarkozy amenazó con desvincularse de cualquier "compromiso falso" que se haga en la cumbre del jueves en Londres, el segundo encuentro de ese tipo entre líderes mundiales para tratar de resolver los problemas creados por el racionamiento del crédito, que a su vez empezó cuando el mercado inmobiliario estadounidense colapsó hace dos años.

En una señal más de división, Japón criticó la postura alemana. El primer ministro japonés, Taro Aso, fue citado diciendo que Alemania no entendía la importancia del estímulo fiscal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Brown mantuvo un tono optimista, no obstante. "Estamos a pocas horas, creo, de acordar un plan global para la recuperación económica y la reforma y creo que el significado de esto es que estamos mirando a cada aspecto", dijo.

 

Ahora ve
AMVO trae a México el Cyber Monday bajo el nombre de Hot Monday
No te pierdas
×