La primavera llega a la economía de EU

Un número creciente de analistas ve señales de que la economía estadounidense se recupera; algunos opinan que los despidos tocaron fondo en enero y que los mercados dan muestras de aliento.
Christopher Matthews
NUEVA YORK -

El desempleo toca su punto más alto en 25 años. Los precios de la vivienda continúan cayendo. Titanes corporativos como General Motors están al borde de la bancarrota. No faltan malas noticias acerca de la economía.

Y aun así, en medio de la penumbra, hay un número creciente de economistas que divisa una recuperación en el horizonte -tal vez incluso un fuerte rebote.

Dicen que algunos indicadores parecen haber tocado fondo en meses recientes. Puede que los despidos hayan alcanzado su punto más alto en enero. Las ventas de casas comienzan a repuntar. Las acciones disfrutan de una fuerte recuperación.

Y debido a que la economía ha experimentado un declive tan excesivo en la crisis actual, algunos economistas esperan que la recuperación que se avecina sea mucho más fuerte que las ganancias anémicas que vinieron después del fin de las dos recesiones anteriores.

Lakshman Achutan, director general del Instituto de Investigación del Ciclo Económico, dijo que la economía podría estar a tan sólo cuatro meses de una recuperación.

Y añadió que las lecturas de los indicadores económicos a largo y corto plazo le dan esperanza de que la economía esté más cerca de una recuperación de lo que hubiera pensado incluso hace un mes. Entre más de una docena de cosas que su firma examina están los precios de la vivienda y las acciones, así como la perspectiva laboral.

"Estas lecturas no aparecen a menos que algo suceda", dijo.

Cabe aclarar que muchos economistas todavía piensan que la recesión no terminará sino hasta mucho más adelante en este año, si no es que hasta el 2010. Pero Mark Zandi, economista en jefe de Moody's Economy.com, también cree que una recuperación podría estar más cerca de lo que la mayoría de la gente piensa. Sin embargo, reconoció que el fin de la recesión dependerá en gran parte del mejoramiento de los mercados laborales.

"Comenzamos a ver una demanda acumulada de mercancías. Pero primero lo primero, necesitamos ver una moderación de los despidos", dijo.

Zandi explicó que sólo un menor índice de pérdidas de empleo podría ayudar a que la gente tuviera más confianza en su propio panorama laboral, así como lo hará la continuación de las recientes ganancias de la Bolsa.

Esos dos factores, además de un indicio del fin del declive de los precios de la vivienda, ayudarán a aumentar la confianza de los consumidores, dijo Zandi. Y eso debería estimular el gasto.

Zandi comentó que el problema con la confianza hoy en día es que cuando las cosas no van bien, muchas personas no pueden imaginarse que éstas mejoren, del mismo modo en que tienen problemas para concebir el declive de los precios de la vivienda y las acciones durante un periodo de prosperidad.

"La confianza es algo muy inconstante. Puede ir del pesimismo abyecto que domina hoy, a una visión más balanceada del mundo con mucha rapidez", dijo.

Robert Brusca de FAO Economics, también cree que habrá una recuperación bastante significativa, sobre todo porque esta recesión fue mucho peor que las de 1991 y el 2001.

Una lenta recuperación laboral tuvo lugar después de esas recesiones, que fueron bastante leves según parámetros históricos. Pero la economía con frecuencia se ha recuperado de manera significativa después de las recesiones más severas.

Brusca señala que, antes de las crisis de 1991 y el 2001, el producto interno bruto de la nación había ganado un promedio de alrededor del 7% durante el primer año de una recuperación.

Por esta razón, predice un fuerte crecimiento en al menos uno de los últimos dos trimestres del año, así como un rápido restablecimiento del mercado laboral.

"Has perdido 5 millones de empleos. No debería ser difícil recuperar 2.5 millones una vez que has tocado fondo", declaró.

Joseph Carson, economista en jefe de AllianceBernstein, dijo que la economía ya muestra indicadores tempranos de recuperación. Además del aumento en las ventas de bienes inmobiliarios y los signos positivos en la Bolsa y los mercados de bonos, las ventas al detalle fueron mayores a lo esperado en febrero y marzo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y todo esto ha sucedido antes de que el paquete de estímulo de casi 800,000 millones de dólares surtiera mucho efecto. Debido a esto, Carson concluyó que el plan de estímulo podría crear un crecimiento mayor a lo esperado -y mucho antes de lo que el consenso lo pronostica.

"El estímulo tiene una mucho mejor oportunidad de funcionar si las tendencias ya están mejorando que si debe detener el declive", dijo.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×