BM lanzará ayuda de 50,000 mdd en mayo

El plan del banco busca inyectar liquidez al financiamiento del comercio en países en desarrollo; el organismo proyecta una caída del 6.1% en los flujos comerciales durante este año.
WASHINGTON (Dow Jones) -

Las dudas acerca de los más de 1 billón de dólares en asistencia prometidos este mes por los líderes del Grupo de 20 naciones desarrolladas y en desarrollo persisten, pero una parte de dicha ayuda se usará el mes próximo para dar un impulso a los flujos de comercio de países en desarrollo.

El programa del Banco Mundial de 50,000 millones de dólares para inyectar liquidez al financiamiento del comercio está atrayendo rápidamente a participantes de los sectores público y privado. El programa está encaminado para comenzar a financiar a bancos de mercados emergentes para fines de mayo.

El programa de liquidez para el comercio mundial corresponde a parte de los 250,000 millones de dólares en financiamiento comercial propuestos por el G20, y apunta a un déficit de financiamiento que el Banco Mundial estima en hasta 300,000 millones de dólares a nivel mundial.

La liquidez adicional probablemente no detendrá la que se espera sea la mayor caída en los flujos de comercio en 80 años. El Banco Mundial proyecta una caída del 6.1% en los flujos de comercio en 2009. Menos de un 10% de la caída prevista en los volúmenes de comercio estaría relacionada con problemas de financiamiento, y la principal causa sería simplemente la escasa demanda mundial.

De todos modos, el banco espera que el programa ayude a países pobres que se ven más afectados por la recesión internacional que por la crisis financiera.

"Si bien el financiamiento para el comercio está desapareciendo en todo el mundo, los banqueros están más preocupados por el riesgo en los mercados emergentes", dijo Georgina Baker, directora de mercados financieros de la Corporación Financiera Internacional (CFI), la rama para el sector privado del Banco Mundial que administra el programa.

El financiamiento para el comercio desapareció rápidamente el otoño pasado como parte del congelamiento general del mercado de crédito que llevó a muchos bancos a cortar el acceso al crédito. La respuesta inicial del banco para ayudar a mantener el flujo de comercio fue duplicar el año pasado la capacidad de su programa de garantías para el comercio a 3,000 millones de dólares, pero los volúmenes sólo han subido un 40%.

"Ese fue el momento en que nos dimos cuenta que lo que los bancos necesitan ahora es la liquidez", dijo Baker en una entrevista.

El nuevo programa apunta a crear liquidez de dos formas: a través del otorgamiento de líneas de crédito directamente a los bancos o de la creación de un fondo de liquidez con bancos para originar financiamiento para el comercio.

La CFI contribuirá con 1,000 millones de dólares y solicitará 4,000 millones de dólares adicionales a otros organismos multilaterales o gobiernos. El Reino Unido, Canadá, China y Holanda se comprometieron con dinero y se espera que otras tres o cuatro fuentes del sector público se sumen a inicios de mayo para elevar el total a 3,000 millones de dólares, dijo Baker.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×