Feria comercial china combate la crisis

La Feria de Cantón reúne a los mayores exportadores de China, quienes compiten por obtener pedidos; los compradores extranjeros han reducido su presencia en el evento debido a la crisis económica.
GUANGZHOU, China (CNN) -

Con un menor número de extranjeros recorriendo la principal feria comercial china, los asolados exportadores del país dijeron el miércoles que los pedidos de Occidente se mantenían escasos a pesar de los bajos precios y las recientes señales positivas de la economía.

Luego de que la crisis financiera global y la reducción de la demanda externa lastimasen el otrora pujante motor exportador de Pekín, los más de 22,000 fabricantes chinos presentes en la Feria de Cantón compiten ferozmente para asegurarse los escasos pedidos de Occidente en medio de las primeras señales de que la baja en las exportaciones estaría comenzando a ceder.

"Ahora hay más oportunidades para los compradores", dijo Fandi Riad, un comprador argelino de materiales de construcción que sostuvo que antes los productores chinos solían rechazar los pedidos de menos de cinco contenedores pero ahora están dispuestos a aceptar una orden por un solo cargamento.

La Feria de Cantón se desarrolla en medio de las recientes señales de una mejoría en las cifras de las exportaciones chinas, que se desplomaron durante los últimos cinco meses. En marzo, las exportaciones cayeron 17.1%, frente a una baja más pronunciada en febrero, de 25.7%.

Sin embargo, muchos compradores de Occidente parecen haber adoptado una postura de esperar a ver qué pasa, haciendo caso omiso a los precios.

"Yo creo que todo el mundo está avanzando con cautela, los minoristas estadounidenses están tratando de sentir hacia dónde va el mercado", dijo Charles White, un comprador de la firma minorista estadounidense Harbor Freight Tools, que vende herramientas.

Precios bajos

Con los fabricantes chinos desesperados por cerrar pedidos para el resto del año, muchos han aprovechado la caída de los materiales y de los costos de mano de obra para atraer a los compradores.

Michael Gao, vendedor de la fábrica Chaowei Industry de Shenzhen, que produce aparatos eléctricos como despertadores que hablan, dice que su empresa ha reducido los precios de algunos de sus productos en un 10%, una medida necesaria para hacer frente a la caída de los pedidos de entre el 20% y 30%.

La fuerza de trabajo de su fábrica ha sido recortada desde 500 personas a tan sólo 200.

"Tenemos que mantener una actitud optimista", dijo Gao. "Seguro que podemos volver a nuestros niveles previos de producción, pero yo pienso que esto tomará hasta el próximo año al menos", afirmó.

Antes de que la Feria de Cantón empezara, los medios locales reportaron menores tasas de ocupación en los hoteles, que suelen estar llenos, y muchos de los encargados de las ventas dicen que parece haber menos compradores extranjeros.

Luego de que los organizadores de la feria comercial dijesen que esta podría ser una "de las más difíciles" en los últimos años, se tomaron una serie de medidas especiales.

Se informó que la feria pagó el pasaje aéreo a los compradores más importantes y, además, el evento se abrió por primera vez a los compradores de China continental. Esto en un intento por dar a los exportadores la oportunidad de explotar el amplio mercado interno para hacer frente al mal tiempo económico.

Pero a pesar del mal clima, algunas empresas ven señales de una recuperación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Cada vez que visitaba nuestro departamento de logística, no se encontraba muy ocupado durante el primer trimestre (de este año)", dijo CiCi Chen, gerente de ventas de Chint Electrics, empresa fabricante de soportes de circuitos y paneles solares.

"Pero desde el comienzo de abril, nuestra gente allí ha estado trabajando horas extras", añadió.

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×