Los ejecutivos ven quiebras por crisis

La mayor consecuencia de la crisis en México será el cierre de empresas según una encuesta de KPMG; directores y gerentes de empresas prevén que la crisis durará dos años.
Manufactura  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La recesión de la economía mexicana aumentó el pesimismo de los ejecutivos de las principales compañías mexicanas que ven al desempleo y la quiebra de empresas como las dos mayores consecuencias del actual periodo económico. Un 35% de más de 300 directivos cree que la mayor consecuencia de la recesión en México es la quiebra, 20% menores ventas  y 16% pérdida de confianza, según la firma de consultoría.

Como consecuencia de las quiebras y las menores ventas el desempleo se posiciona como el principal efecto de la caída en la actividad económica.

"Se estima que la tasa de desempleo durante 2009 pudiera alcanzar más del 5%; sin embargo es muy notable el crecimiento de la percepción de "quiebras" que llegará haber en nuestro país", dijo el estudio Perspectivas de Alta Dirección 2009, realizado por KPMG.

En el último trimestre del año pasado las quiebras representaban la cuarta consecuencia de mayor impacto, este año es la primera.

La firma recomienda que para aquellas empresas que presenten signos de deterioro tales como: imposibilidad de pago a acreedores, altos niveles de apalancamiento, severa falta de liquidez, alta dependencia de financiamiento a través de proveedores, no poder pagar nómina u obligaciones como impuestos, es momento de considerar formalmente un proceso de reestructura financiera y operativa.

La encuesta revela que la baja de ingresos ha sido el mayor impacto en las empresas grandes pequeñas y medianas encuestadas, seguida del alza de costos, la pérdida de rentabilidad y falta de liquidez.

Estos factores han hecho pronosticar a los ejecutivos que el crecimiento de las empresas que dirigen sería menor a lo esperado según el 56% de las respuestas, pero casi un 30% prevé que no habrá crecimiento.

La economía mexicana ha manifestado una mayor debilidad en la industria y los servicios durante el primer trimestre de este año, que ha orillado a analistas del sector privado, como los de Banamex y Santander, a preveer una caída de 7% en el Producto Interno Bruto para dicho periodo.

Ante el panorama poco alentador, el 59% de las empresas ha emprendido programas de reducción de costos, pero sólo 7% aplicó despidos como parte de la solución.

Comparativamente con la encuesta aplicada por KPMG durante el último trimestre de 2008, los directivos estiman que la crisis durará dos años, es decir, esperan una recuperación para el 2010; solamente el 2% considera que la crisis se pueda extender más allá de 5 años.

Tres cuartas partes de los empresarios consideran que el gobierno mexicano no ha brindado ningún apoyo para enfrentar la crisis.

Las crisis representan oportunidades, por lo que los ejecutivos prevén que la mayor demanda en los próximos años contribuirá a que las empresas generen mayores utilidades.

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×