México apoyará a automotrices vs. crisis

El Gobierno pagará una tercera parte del salario de los trabajadores de las firmas en paro técnico; el apoyo se mantendrá al menos hasta finales de 2010, aseguró la Secretaría de Economía.
TOKIO (CNN) -

México mantendrá medidas de apoyo a la industria automotriz al menos hasta finales del próximo año, cuando se proyecta su recuperación, y espera atraer más inversión al país, dijo una funcionaria comercial de alto rango. La economía mexicana ha sido golpeada con dureza por el colapso de la producción automotriz, que se desplomó en un 40% en el primer trimestre a tasa anual. Alrededor de un 70% de los autos que se producen en México van a Estados Unidos, sumido en su peor depresión en casi 30 años.

El Gobierno ha estado tratando de compensar el impacto en las empresas pagando una tercera parte del salario de los trabajadores cuando las compañías recurren a la suspensión de labores.

El programa estará vigente hasta que se den señales de mejoría en el sector, dijo la subsecretaria de Comercio Internacional, Beatriz Leycegui.

"Eso es lo que México está tratando de hacer, implementar las medidas correctas para que la industria sufra menos", dijo en una entrevista en Tokio.

Leycegui dijo que proyecta una recuperación hasta finales de 2010.

Uno de los principales problemas detrás del colapso mexicano es su extremada dependencia de los atribulados fabricantes instalados en Detroit y de la demanda de autopartes.

La industria de autopartes en México recortó unos 25,000 empleos en 2008, según cifras oficiales, y los despidos han seguido este año. México es el principal productor de autopartes para Estados Unidos.

"Estamos prestando atención particular a lo que está ocurriendo a Chrysler y General Motors", dijo Leycegui. "Las compañías japonesas están mejor", agregó.

La funcionaria dijo que las firmas japonesas se están beneficiando por un cambio en los hábitos de los consumidores, que están optando ahora por vehículos compactos y no por los grandes vehículos al estilo estadounidense.

Leycegui espera que los fabricantes japoneses jueguen un rol cada vez más relevante en la industria mexicana.

"Ha habido un crecimiento impresionante de las empresas japonesas en el mercado mexicano", dijo.

Nissan es el jugador más agresivo en México, con una producción cercana a los 450,000 vehículos el año pasado, casi 10 veces más de lo que sus competidores Honda Motor y Toyota Motor producen por separado.

Nissan tiene ahora el 21% del mercado mexicano, mientras que Honda y Toyota juntas tienen el 11% del mercado dominado por General Motors y la alemana Volkswagen.

México espera atraer más inversión de las firmas japonesas o de las chinas, como un primer paso en su expansión en América Latina.

"Creemos que tenemos una ubicación estratégica para proveer nuestros bienes a toda América Latina", dijo Leycegui, mencionando los siete acuerdos de libre comercio que tiene México con la región.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×