Influenza complica conflicto camionero

La disputa por el acceso de los camiones mexicanos a carreteras estadounidenses podría estancarse; los controles sanitarios a causa del brote de gripe porcina afectarán el tránsito, según expertos.
GINEBRA (CNN) -

Las esperanzas de una rápida resolución a 15 años de disputa por el acceso a las carreteras estadounidenses de los camiones mexicanos podrían caer víctima del mortal brote de gripe porcina, dijeron el lunes expertos en comercio internacional.
Los mayores controles sanitarios para contener el virus, que ha matado a 103 personas en México e infectado a otras 20 en Estados Unidos, también podrían dificultar el tránsito de bienes a lo largo de la ajetreada pero problemática frontera mexicano-estadounidense.
Estados Unidos importó unos 216,000 millones de dólares en productos desde México en el 2008, convirtiendo a su vecino del sur en su tercer mayor socio comercial después de Canadá y China, según datos del Departamento de Comercio.
A comienzos de este mes durante una visita oficial a México, el presidente Barack Obama dijo que estaba preparado para actuar más rápido para abrir las carreteras estadounidenses a los camiones mexicanos y resolver así una disputa que se remonta a los orígenes del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN).
"Obama fue muy claro en que quería resolver el tema lo antes posible", dijo la semana pasada José Luis Paz, jefe de la oficina comercial en la embajada de México en Washington.
John Weekes, un experto en derecho comercial internacional de Sidley Austin en Ginebra y quien fuera negociador de Canadá en el TLCAN, dijo que las preocupaciones sanitarias podrían reducir el impulso de Washington para terminar la disputa y flexibilizar el tránsito de mercancías a lo largo de la frontera.
"Cualquier cosa que haya estado pendiente ahora durante 15 años quizá no es susceptible a una solución rápida", consideró Weekes.
Brendan McGivern, socio del estudio jurídico White & Case, dijo que ni la creciente violencia por el tráfico de drogas a lo largo de la frontera ni el brote de gripe deberían impactar en la resolución de la disputa sobre los camiones, pero que ello sí podría impactar sobre el momento del fin de la pelea diplomática.
"Esto se prolongó por mucho tiempo y normalmente esta clase de factores exógenos no juegan un rol. Pero no serían completamente irrelevantes", dijo McGivern.
Si bien Estados Unidos está comprometido con la apertura de sus carreteras bajo el TLCAN, sus reglas de seguridad requieren que las mercancías transportadas por ruta desde México deben hacerlo en camiones estadounidenses. Esto generalmente hace que las cargas tengan que ser trasladadas en la frontera desde vehículos mexicanos a estadounidenses.
En marzo, México tomó represalias al imponer aranceles sobre una larga lista de exportaciones estadounidenses con un monto estimado de 2,400 millones de dólares. Las barreras van desde un 10 a un 45% sobre cerca de 1,560 millones de dólares en productos estadounidenses manufacturados y unos 892 millones en bienes agropecuarios.
Pero Washington se tomaría tiempo para estudiar el tema, especialmente si la gripe amenaza con dominar los titulares.
"Habría cierta reticencia para estudiar una apertura mientras las cosas empeoran", dijo Weekes.
Las restricciones comerciales desatadas por emergencias de salud pública como el brote de gripe porcina están autorizadas bajo la ley internacional, pero sólo si se mantienen mientras sea necesario.
"Siempre y cuando la medida esté basada en criterios científicos correctos, está perfectamente dentro de las reglas", dijo McGivern. "Creo que esto es bastante diferente al crudo proteccionismo", agregó.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×