México busca bajar precios turísticos

La Secretaría de Turismo promueve menores precios para alentar el turismo interno; en 10 ó 15 días lanzará la campaña de promoción de México en Estados Unidos y Canadá.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La estrategia para alentar el turismo en México es muy clara, ofertas para los turistas nacionales y campaña de mejor imagen a nivel internacional, es lo que busca aliviar al decaído sector que enfrenta la recesión, la pésima imagen que deja la inseguridad y las secuelas de la influenza humana. Con una estrategia que inició con tropezones por un portal de Internet con ofertas poco atractivas y que ahora es un sitio de enlaces a prestadores de servicios, la Secretaría de Turismo pretende reducir las pérdidas que ha dejado la baja ocupación hotelera.

"El trabajo que está haciendo la Secretaría es convencer a los prestadores de servicios de que bajen sus precios, de que sea atractivo el producto y que podamos atraer más gente a través de esta campaña (Vive México)", dijo en entrevista Rodolfo Elizondo, titular de la Secretaría de Turismo.

El portal del "movimiento" Vive México enlaza a ofertas como las de la página Best Day a Cancún, Quintana Roo, saliendo desde Toluca, Estado de México con estancia de siete días en habitación de lujo en el Presidente Intercontinental por 15,696 pesos por persona, lo que significa, según la página, un ahorro de 1,272 pesos.

Actualmente, la ocupación hotelera en Cancún se encuentra en alrededor de 40% según Elizondo, incluso hay vuelos agotados de Mexicana al balneario para las salidas de la Ciudad de México el 9 de junio próximo.

Esta ocupación, que contrasta con la de casi 10% o el cierre temporal de hoteles en las primeras semanas de mayo, hace pensar a las autoridades de turismo que las pérdidas provocadas por la alerta sanitaria serán menores a las pronosticadas al inicio del brote del nuevo virus, al menos en lo que se refiere al turismo nacional, afectado ya por la recesión.

Tan sólo en el sector hotelero, Elizondo reconoce la pérdida de 100,000 empleos, pero asegura que son de forma temporal ya que comienzan a recuperarse fuentes de trabajo conforme aumenta la ocupación hotelera.

Sin embargo, el turismo internacional refleja un mayor desafío, ya que la imagen por la influenza humana provocó cancelaciones para las vacaciones de verano.

"La intención aquí del mercado internacional, básicamente Estados Unidos y Canadá es poder recuperar el mercado al 100% para invierno, ya no para verano", dijo Elizondo que en menos de un mes a recorrido los principales destinos turísticos para elaborar la campaña que pretende reposicionar a México.

Promoción

En 10 o 15 días México presentará su nueva campaña al exterior presentado a al país como un destino turístico seguro y dejando en el pasado la contingencia sanitaria por la influenza.

"Estamos viendo si se puede conjuntar una, cuatro o cinco personalidades fuertes que nos den la posibilidad de llevar a cabo un evento importante en Estados Unidos, particularmente del mundo artístico", dijo Elizondo.

Un 80% del turismo extranjero que visita el país procede de Estados Unidos y Canadá.

El Gobierno mexicano contrató a diversas agencias de relaciones públicas para la promoción de México en Estados Unidos, tras el paso de la influenza, que fue como  "un Wilma (huracán de categoría 5 ocurrido en 2005) en varios estados de la república", que además de las víctimas mortales dañó la imagen y percepción del país.

Daños

"Las pérdidas por la recesión y la influenza en el turismo mexicano serán menores a las pronosticadas inicialmente", dijo Elizondo al destacar que al inicio de la contingencia se estimó que los ingresos por turismo internacional disminuirían entre 3,000 y 4,000 millones de dólares (mdd).

Sin embargo, ve muy probable que el ingreso por divisas cierre el año en unos 10,000 millones de dólares.

El año pasado los casi 22 millones de turistas internacionales dejaron divisas cercanas a 13,000 mdd.

Tan sólo en el primer trimestre del año los ingresos cayeron 8.77%, a 3,623 mdd, por una reducción de 15% en los viajeros fronterizos.

Tráfico en aeropuerto de Cancún cae 55%

El dato no incluye los efectos de la influenza, ni de la reciente medida del Gobierno estadounidense de solicitar el pasaporte a todos sus ciudadanos cuando entren a su territorio, requisito que tiene sin cuidado al secretario de Turismo, ya que 10% de los estadounidenses son lo que visitan el exterior y ellos tienen pasaporte.

"El principal reto es que vengan los que no acostumbran salir de su país, y atender a los que vienen, invitarlos a sacar su pasaporte", dijo Elizondo.

Pero para analistas económicos la medida es negativa, principalmente porque afectará a los estadounidenses que residen en zonas fronterizas y que viajan constantemente a México o Canadá para visitas familiares, por trabajo o turismo, por lo que Banamex Accival prevé se acentúe la baja en cruces fronterizos.

Ahora ve
No te pierdas