El sector hipotecario ayuda a los bancos

El fin del ‘boom’ de refinanciamientos de hipotecas no afectará las ganancias de los grandes bancos; JPMorgan, Wells Fargo y Bank of America se benefician por una menor competencia en el ramo.
NUEVA YORK -

La marea del refinanciamiento ha bajado, pero las ganancias hipotecarias de los bancos más grandes del país no están en riesgo de secarse.

El alza reciente en el rendimiento de los bonos apagó el boom de refinanciamientos de hipotecas de viviendas esta primavera. La Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA por sus siglas en inglés) dijo el miércoles que su índice de refinanciamientos bajó 24% la semana pasada para tocar sus niveles más bajos desde febrero.

Es razonable creer que una desaceleración en la actividad hipotecaria podría lastimar a Wells Fargo, Bank of America y JPMorgan Chase, los tres jugadores hipotecarios más importantes del sector privado y grandes beneficiarios del pasado golpe de refinanciamientos.

Pero los tres bancos hipotecarios más grandes no están preocupados; gracias a la balanza del boom de refinanciamiento reciente y a la sacudida de la industria bancaria de los últimos 18 meses, las ganancias hipotecarias deberían seguir apareciendo para ellos este año, ayudando así a que estas instituciones se aclimaten a las pérdidas por préstamos importantes y a los mercados truculentos.

Es más, mientras que las tasas hipotecarias se han elevado de las bajas del mes pasado, los programas gubernamentales se esmeraron en reducir las tasas para reafirmarse en el transcurso del año. Algunos observadores lidian con el hecho de que los declives futuros podrían ser atendidos por una nueva ola de refinanciamientos hipotecarios lucrativos.

"El desempeño reciente (de los índices de actividad refinanciadora) mostró bajas sorprendentes frente a las modestas alzas de las tasas hipotecarias", como dijo el estratega crediticio de Bank of America-Merryl Lynch, Jeffrey Rosenberg, en una nota a sus clientes la semana pasada. "Estas bajas podrían reflejar la expectativa de tasas hipotecarias más bajas en el futuro".

La actividad de refinanciamiento ha bajado pronunciadamente desde abril, cuando las tasas hipotecarias fijas a 30 años se estabilizaron por debajo el 5% por primera vez. El índice de refinanciamiento de la Asociación de Banqueros Hipotecarios ha caído 57% desde que llegó a su clímax más reciente en la primera semana de abril.

Debido en parte a los temores sobre el panorama fiscal estadounidense, las tasas hipotecarias a 30 años han aumentado recientemente a 5.4% dentro de la pronunciada alza en las tasas del Departamento del Tesoro: aún así, las autoridades aún no se rinden en su intento por bajarlas.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo al Comité de Presupuesto Nacional (House Budget Committee) el miércoles que están "bastante cómodos" con los programas lanzados en enero, los cuales piden a la Reserva Federal la compra de cientos de miles de millones de dólares en valores respaldados por hipotecas (MBS) con el afán de bajar las tasas de interés y levantar a los mercados financieros.

La Reserva Federal ha comprado 500,000 millones de dólares en MBS respaldados por la agencia (los garantizados por las entidades patrocinadas por el gobierno como Fannie Mae y Freddie Mac), y planea comprar hasta 1,250 billones de dólares de los valores de este año.  A pesar del alza reciente de las tasas y de las dudas sobre la efectividad del programa, Rosenberg dijo que el esfuerzo será un conductor clave para la tendencia de las tasas de interés.

"La expansión de las adquisiciones de la Reserva Federal sigue siendo una herramienta clave para volver a bajar las tasas hipotecarias", dijo. "Dado el rápido aumento de las tasas de interés, para muchos, la decisión del refinanciamiento hipotecario ya no es económicamente racional, aumentando así la motivación de la Reserva Federal para acelerar el paso en su intervención en los mercados hipotecarios".

Aún si las tasas no bajan de inmediato, JPMorgan Chase, Wells y Bank of America deberían fijar las cifras de sus tasas en lo que queda del año.

Esto es porque, tras haber comprado a sus rivales en peligro, los tres grandes rinden cuentas de la apertura de las acciones hipotecarias estadounidenses. También tratan cerca de la mitad de los préstamos en vivienda de Estados Unidos, recolectando así los pagos de hipotecas que ellos no expidieron.

Esto significa que el margen de ganancias en cada transacción es mayor de lo que era durante el boom de las viviendas, cuando el negocio de préstamos para hogares estaba extendido entre la competencia. Así que, a menos que las tasas aumenten repentinamente, el negocio hipotecario será una máquina de dinero en los trimestres por venir.

La apertura hipotecaria de Bank of America se duplicó durante el primer trimestre en comparación con el último de 2008, y en abril dijo esperar que el fortalecimiento en los préstamos hipotecarios persista el resto del año.

JPMorgan Chase, jugador número tres después del prestamista Wells y el principal, Bank of America, están preparados para las ganancias sólidas, aunque el banco advirtió que sus ganancias de mil millones de dólares del primer trimestre no se repetirán debido al valor de sus derechos en servicios hipotecarios. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Wells, el mayor beneficiario con la cuadruplicación de sus ingresos en banca hipotecaria del primer trimestre comparado con el año pasado, se muestra confiado con los resultados que tendrá a finales de este mes.

Howard Atkins, director financiero de Wells Fargo, dijo durante una conferencia bancaria en Londres el mes pasado que "el segundo trimestre promete ser igual de fuerte" citando al ducto de 100,000 millones de dólares en préstamos abiertos a finales de marzo.

Ahora ve
La agonía de Takata terminó con su declaración de bancarrota
No te pierdas
ç
×