México pone en riesgo su calificación

La crisis llevó a las finanzas públicas de un “catarrito”, en 2008, a una neumonía, en 2009; las calificadoras diseccionan la solvencia de México y sin medicina su atractivo caería en julio.
BILLETE-dinero-moneda-mexico-peso  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México es el país más vulnerable de la región para recibir una baja en su calificación de riesgo crediticio, que de llevarse a cabo retrasaría su potencial de crecimiento económico. Las tres principales agencias calificadoras de deuda en el mundo, Standard & Poor's, Fitch y Moody's, han advertido la posibilidad de reducir el grado de inversión del país, dos de ellas poniendo la etiqueta de perspectiva negativa.

México se encuentra en el tercer escalón de grado de inversión de su deuda denominada en moneda extranjera, pero el nivel es de mayor riesgo que el de Brasil y Chile, coinciden las agencias calificadoras.

La incapacidad del Gobierno federal para aumentar sus ingresos es la  principal razón para bajar la calificación, que se encuentra en su nivel más alto de la historia.

Incluso el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, dijo la semana pasada que la amenaza de un recorte al grado de inversión "es real" por lo que México "tiene que evitar eso a toda costa".

Pero México ha intentado durante más de 15 años realizar infructuosamente una reforma fiscal que reduzca la dependencia de 40% de los ingresos petroleros.

"El panorama es complicado, ya que la situación económica difícilmente permitirá un incremento de impuestos, por un lado y al mismo tiempo exige un mayor gasto público para reactivar la economía", dijo Manuel Guzmán, analista de Ixe, Casa de Bolsa.

De ahí que la firma Moody's haya advertido en días pasados que podría revisar la solvencia de México durante este año, aunque descartó retirar el grado de inversión a México alcanzado en 2004.

Finanzas públicas

En los primeros cuatro meses del año los ingresos públicos se deterioraron, con una baja de 3.8%, por la caída anual de 23% en los ingresos petroleros, y una baja de 13.9% en los impuestos tributarios como el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto sobre la Renta (ISR) y el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU).

El deterioro en las finanzas públicas, que abre un boquete de 300,000 millones de pesos según las estimaciones de la Secretaría de Hacienda, llevó a Fitch y  más recientemente a Standard and Poor´s (S&P) a advertir las preocupaciones por la capacidad económica y política de aumentar los ingresos para evitar un mayor déficit fiscal que de acuerdo a Banamex Accival cerrará el año por arriba del equivalente al 2% del Producto Interno Bruto (PIB).

"Las calificaciones de México podrían bajar si el gobierno no resuelve en este año los factores que limitan su margen de maniobra fiscal", dijo Standard and Poor's en mayo pasado, cuando revisó a la baja la perspectiva crediticia del país.

Proceso electoral

México celebrará elecciones intermedias el próximo 5 de julio, de la conformación del congreso dependerá la posibilidad de una reforma fiscal que aumente los ingresos para enfrentar la recesión.

Hasta el momento el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) aventaja en las encuestas con un promedio de 38.7% según el Índice Central Electoral (*), mientras que Acción Nacional, el partido gobernante, cuenta con el 34.7% de la intención del voto seguido de un 15.6% del PRD.

Los partidos de oposición han rechazado la posibilidad de una reforma fiscal que aumente la base gravable a alimentos y medicinas.

Consecuencias

Aunque la imagen de las calificadoras ha sido duramente golpeada por las limitadas advertencias en la crisis de pago de la hipotecas en Estados Unidos, sus opiniones tienen un fuerte peso en los inversionistas y el impacto de una reducción en la calificación incide en el crecimiento de la economía, debido a que eleva el riesgo de inversión.

1.- Una baja en la calificación elevaría  las tasas de interés, debido a que México buscaría pagar un mayor premio para competir por los capitales de otras naciones con menor riesgo.

2.- Llevaría a una revisión de la calificación crediticia de empresas.

3.- Presiones sobre el peso.

4.- Las mayores tasas de interés aumentan el costo del financiamiento, del capital.

5.- El mayor riesgo impacta en el ánimo de la Inversión Extranjera Directa que se ha reducido a tasas de 36% anual.

6.- Hay un impacto en el Producto Interno Bruto.

"Es un impacto directo y de demostración de la imagen de México que impactaría al crecimiento en un momento muy difícil para la economía", dijo Carl Canfeld, investigador del departamento de Finanzas y Economía del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México.

Para el investigador la difícil situación fiscal de México es más que conocida por lo que las advertencias de las calificadoras crediticias se ven más encaminadas "a que se abran sectores de la economía como el petrolero, a mejorar los ingresos públicos".

'Patadas de ahogado'

Analistas ven que el Gobierno de México hará lo posible por evitar una reducción en la calificación soberana, por lo que ante la perspectiva negativa anunciada por S&P la Secretaría de Hacienda anunció un recorte presupuestal de 35,000 millones de pesos, lo que a decir de Banamex Accival difícilmente logrará reducir el déficit fiscal estimado en 2% para el cierre del año.

Pero el recorte "limita la efectividad de la estrategia gubernamental anticíclica" según Banamex, por lo que en el mediano plazo genera menos actividad económica y menor recaudación de impuestos.

Las agencias no han señalado la fecha en la que revisarán la calificación crediticia de México, pero analistas consideran que será después de las elecciones de julio y la presentación del paquete económico para 2010 en septiembre próximo cuando inicia sesiones el Congreso de la Unión.

Grandes economías

Las calificadoras han mostrado un mayor diente al revisar las finanzas de los países desarrollados, que iniciaron la recesión antes que las naciones emergentes como México.

La perspectiva e incluso la calificación crediticia de países como Gran Bretaña y Japón han sido revisadas a la baja, lo que ha revivido incluso las especulaciones en el mercado sobre la solvencia de las naciones más ricas como Estados Unidos.

Calificaciones crediticias de México:

Calificadora

Calificación

Perspectiva

Fitch

BBB+

Negativa

Moody's

Baa1

Estable

Standard and Poor's

BBB+

Negativa

Fuente: CNNExpansión.com, con información de las agencias calificadoras.

Nota: Una calificación 'BBB' o su equivalente significa que el país tiene una capacidad adecuada para cumplir sus compromisos financieros. Sin embargo, es más probable que las condiciones económicas adversas o circunstancias variables afecten más la capacidad del deudor para cumplir con sus compromisos financieros.

*CentralElectoral.com es el canal de noticias sobre las elecciones de CNNExpansion.com.  

Ahora ve
Ricardo Monreal deja la delegación Cuauhtémoc para apoyar a López Obrador
No te pierdas
×