Obama defiende devolución de rescate

El presidente de EU dijo que el reembolso de fondos de los bancos al Gobierno es una buena señal; sin embargo, Obama admitió que aún no acaban los problemas para el sistema financiero.
WASHINGTON (Agencias) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aplaudió el martes la decisión de grandes bancos del país de devolver al Gobierno 68,000 millones de dólares en fondos de emergencia, pero aseguró que los problemas del sistema financiero no han acabado aún.

"Esta no es una señal de que nuestros problemas han terminado, lejos de eso", dijo Obama en una declaración preparada.

"La crisis financiera que heredó esta administración aún está creando desafíos dolorosos para empresas y familias. Pero (el repago) es una señal positiva", agregó.

Agregó que es crucial que el país aprenda la lección de la crisis y que los actores del mercado no tomen "riesgos temerarios".

El reto de Obama

El presidente Barack Obama acaba de prometer que usará fondos del programa de estímulo de 787,000 millones de dólares para crear o salvar 600,000 empleos en los próximos tres meses, para enfrentar el desempleo creciente y responder a las críticas de que los fondos no llegan con la premura necesaria. Las promesas, sin embargo, no son nuevas.

Se esperaba un fuerte aumento en el uso de los fondos del estímulo en los meses del verano boreal y el pronóstico de la Casa Blanca sobre los 600,000 empleos empezó a circular hace un mes.

La opinión pública está contrariada por el manejo de la economía, que ha perdido 1.6 millones de empleos desde la aprobación del estímulo en febrero. La cifra supera de lejos el anuncio de la Casa Blanca de que ha salvado 150,000 empleos, algo tan vago que jamás se podría verificar.

Con el anuncio del lunes del presidente, se intentó volver a colocar a Obama al frente de la recuperación económica. Mostró al mandatario acelerando el motor del estímulo, pero eso ya estaba en los planes de las agencias federales.

Obama habló de los "avances modestos" de la economía y dijo que la pérdida de empleos el mes pasado era inferior a la pronosticada. Expresó esperanzas de aprovechar ese suceso mediante los programas de estímulo.

"Hemos actuado más que nunca, más rápido que nunca, más responsablemente que nunca, para volver a poner en marcha las ruedas de la economía", dijo.

Sin embargo, reconoció, "no estoy satisfecho. Tenemos mucho que hacer".

Por primera vez, el gobierno reconoció que sus pronósticos económicos sobre el estímulo eran excesivamente optimistas.

"En ese momento nuestro pronóstico parecía razonable", dijo el asesor económico del vicepresidente Joe Biden, Jared Bernstein, al explicar que la Casa Blanca había subestimado la envergadura de la recesión. "Ahora, retrospectivamente, resulta evidente que era demasiado optimista".

A esta altura, de acuerdo con modelos económicos anteriores de la Casa Blanca, la tasa de desempleo debería ser del 8%, pero es del 9.4%, la más alta en un cuarto de siglo.

Sin duda, gastar 44,000 millones de dólares en cuatro meses -y con una transparencia sin precedentes- es una hazaña inusual para Washington, pero las expectativas eran aún más altas y la recuperación económica resulta más difícil que lo previsto por el gobierno.

Varios economistas dijeron el lunes que la economía difícilmente reflejará una mejora gracias al estímulo antes del año próximo.

"Organizar los proyectos, realizar las licitaciones, entregar los fondos e iniciar el trabajo, todo eso requiere tiempo", dijo Nigel Gault, economista jefe de IHS Global Insight.

La tasa de desaprobación de la gestión de Obama en materia económica se elevó del 30% en febrero al 42%, de acuerdo con una encuesta Gallup finalizada el 31 de mayo. Los legisladores republicanos, conscientes de la debilidad de Obama en un aspecto crucial de su presidencia, renuevan sus críticas de que el plan no muestra resultados sino solamente un crecimiento de la deuda pública.

"Esta es la economía del presidente Obama, su gobierno debe mostrar resultados y datos concretos en lugar de vagas declaraciones de avances que cambian de una semana a otra", dijo el número dos del bloque de representantes republicanos, Eric Cantor. "El gobierno parece alejado de la realidad cuando destaca la creación de trabajos temporarios de verano ante una pérdida de empleos que no se ha visto en décadas, una tasa récord de desempleo y déficit colosales".

Obama respondió a los escépticos en el gabinete del lunes.

"Sé que algunos, a pesar de todas las pruebas en contrario, todavía no creen en la necesidad y la promesa de esta ley de recuperación", dijo.

"Les sugeriría que hablasen con las empresas que, gracias a este plan, desistieron de la idea de despedir empleados y, en realidad, decidieron contratar empleados. Díganselo a los estadounidenses que recibieron el aviso inesperado de 'regresa al trabajo'''.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con información de Reuters y AP.

 

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×