Moody’s lanza segunda advertencia

La agencia calificadora prevé que el déficit fiscal de México alcanzará el 3%, por menores ingresos; descarta un desastre en las finanzas públicas, pero no una disyuntiva difícil de resolver.
Dólares  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las finanzas públicas de México tendrán un déficit de un punto porcentual superior al pronosticado por el Gobierno Federal a 3% del Producto Interno Bruto (PIB), principalmente por la caída de los ingresos no petroleros, estimó Moody`s Economy.com.

Un mayor desequilibrio en las finanzas públicas pone en riesgo la calificación de la deuda soberana del país y por tanto de su recuperación económica, han advertido analistas de agencias calificadoras. 

Las estimaciones se basan en una caída de 5.5% de la economía mexicana, lo que provocaría una baja de 75,000 millones de pesos (mdp) en la recaudación tributaria, lo que representa 0.63% del PIB.

Adicionalmente, si el precio del petróleo promedia 55 dólares por barril (como actualmente se estima), en lugar de 70 dólares estimado en el presupuesto, entonces el país perdería alrededor de 7,300 millones de dólares (mdd), de los cuales cerca de 5,000 mdd serán por las coberturas contratadas, por lo que la caída en el precio del petróleo generaría una pérdida de ingresos de alrededor de 31,000 mdp.

Sin considerar un mayor recorte al presupuesto, tras el ajuste de 35,000 mdp, implicaría que el déficit público se incrementaría en 0.9% del PIB adicionalmente, es decir, pasaría de 1.8% originalmente estimado a 2.7% del PIB.

"A pesar de que las estimaciones obtenidas descartan un escenario de desastre fiscal y que consecuentemente hay poca razón para sostener que se dañaría la disciplina fiscal, ello no debería ser una excusa para seguir posponiendo una verdadera reforma fiscal", dijo en un reporte Alfredo Coutiño, analista de Moody's economy.com.

Así el gran inconveniente que presenta la política fiscal mexicana es que el presupuesto federal está sujeto a los vaivenes del ciclo económico año tras año.

Los comentarios de Coutiño se realizan con independencia de Moody`s Investor Services, la subsidiaria que califica la solvencia de México y que ha advertido que podría revisar el grado de inversión que tiene el país.

Otras calificadoras como Fitch y Standard and Poor's han modificado a negativa desde estable la perspectiva de la calificación de deuda soberana y advirtieron que una revisión  dependerá de la capacidad del gobierno para mejorar sus ingresos fiscales.

Propuesta

Aunque el Gobierno optara por no recortar el gasto para contribuir a impulsar a al economía, las finanzas públicas de todas maneras quedarían sujetas a la volatilidad, ya que los ingresos tributarios dependen del crecimiento económico.

Para evitar que el presupuesto siga estando a merced de los vaivenes, Coutiño recomienda aislar la política fiscal del ciclo económico. Para ello se necesita finanzas públicas sujetas a una regla estructural.

El Gobierno entonces se puede comprometer a gastar de acuerdo a los ingresos fiscales generados por el crecimiento potencial de 3% -que es la tasa de crecimiento estructural o natural de la economía- independientemente del crecimiento que finalmente reporte el país.

Este mecanismo, dijo Coutiño, asegura que las épocas de bonanza automáticamente generan un superávit fiscal, ya que los ingresos excedentes generados por un crecimiento mayor al potencial se convierten en ahorro público. Por el contrario, cuando el crecimiento es menor al potencial, entonces el Gobierno tiene posibilidad de usar los ahorros acumulados en el pasado o bien incurrir en un déficit financiable.

Ahora ve
Nueva ola de ciberataques simultáneos golpeó decenas de empresas
No te pierdas
ç
×