Lula pide nuevo orden económico

El mandatario brasileño considera importante la cooperación entre sindicatos y empleadores; su símil argentina pidió mayor control de los capitales por parte del Estado.
LULA-brasil-RT  (Foto: CNN)
GINEBRA (Agencias) -

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, instó el lunes a los sindicatos y a los trabajadores a aprovechar la crisis financiera para ayudar a forjar un nuevo orden económico mundial. "Me dirijo ahora a los líderes sindicales", afirmó Lula durante una cumbre global sobre empleo en la Organización Internacional de Trabajo.

"Ésta es una oportunidad excepcional para que todos ustedes piensen y desarrollen propuestas junto con los empleadores y los líderes empresarios, de manera que podamos cambiar definitivamente las relaciones entre el Estado y la sociedad civil y construir nuestros países con mucha más justicia y solidaridad", agregó.

Lula dijo que la desestabilización vista el año pasado en los precios del petróleo y las materias primas se debió a la especulación.

"No podemos vivir con un sistema financiero que especula sin generar un solo empleo, sin fabricar un solo tornillo, un zapato, una camisa, una corbata", dijo el ex líder sindical, ganándose el aplauso de la audiencia.

"Esta crisis económica ha abierto una perspectiva enorme para poder discutir todo, todo lo que puede ponerse en la mesa", expresó a través de un intérprete.

El Grupo de los 20, del cual Brasil es miembro, ha pedido a la OIT que elabore políticas tendientes a consolidar una recuperación de la crisis.

La OIT sostiene que es importante evitar una demora en la creación de empleos mientras la economía se recupera, dado que el empleo y los ingresos apuntalarán el consumo necesario para reactivar la actividad.

Desde el 2003, poco después de que asumió el poder, hasta fines del 2008, Brasil creó 10 millones de empleos formales e incrementó el salario mínimo en un 65%, dijo Lula.

"Logramos combinar la expansión de nuestras exportaciones, que se triplicaron, con la construcción de un mercado doméstico de consumo masivo", declaró.

Según el mandatario, la crisis expuso la falsedad de las doctrinas "neoliberales" que pedían que el rol del Estado quedara confinado a favor del mercado. Sólo el Estado tuvo el poder de rescatar a los bancos de la quiebra, recordó.

"Es sólo el Estado el que tiene la garantía y la credibilidad de hacer lo que los mercado no lograron hacer", sostuvo.

Por su parte, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, afirmó este lunes que una de las grandes lecciones de la crisis financiera internacional debe ser la necesidad de que el Estado tenga un mayor control sobre el manejo de capitales.

"El Estado debe tener un rol más activo en la regulación y el control. Esta crisis se produjo por un Estado ausente que no controló a las calificadoras ni a los bancos de inversión que terminaron autodestruyéndose y afectando a la economía real", dijo.

Al participar en la asamblea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Fernández advirtió que "los que provocaron la crisis son los que discutieron y criticaron modelos" económicos como el que se aplica en Argentina desde hace seis años.

"Una semana antes de que cayera el banco Lehman Brothers, los mismos que decían que Argentina iba eclosionar, junto a otros calificadores de riesgo, no alertaron al mundo de lo que iba a pasar", denunció.

La clave, dijo, ha sido la aplicación de un modelo que concibe al hombre, y no al capital, como el centro de la sociedad, la economía y la política.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para defender esta posición, Fernández también reiteró la necesidad de que la OIT sea invitada a los encuentros en los que el G20 está analizando el impacto y las medidas para enfrentar la crisis financiera internacional.

Con información de Reuters y Notimex

Ahora ve
Pequeña guatemalteca envía un mensaje de amor para los mexicanos
No te pierdas
×