¿Terminó por fin la recesión?

Las opiniones de los expertos pueden distar, pero todos consideran que se ha superado lo peor; la mejora en el mercado de la vivienda y el sector laboral podrían ser señales de mejora económica.
Paul R. La Mónica
NUEVA YORK -

La recesión empezó en diciembre de 2007. ¿Terminó en algún momento de la primavera de este año? Ésta es una pregunta provocativa y difícil de contestar. Resulta tentador decir que la recesión terminó cuando el mercado bursátil parece indicarlo.

No obstante, Wall Street difícilmente ha tenido una marca perfecta: por ejemplo, hubo numerosos repuntes de mercados a la baja durante la Gran Depresión.

La primavera pasada las acciones también tuvieron una excelente tendencia a la alta después de que Bear Stearns casi implosionara, y a pesar de que el colapso de Fanie Mae, Freddie Mac, Lehman Brothers y AIG estuviera aún por venir.

 "Con todo respecto para el Sr. Mercado, éste es altamente falible, tal como un barómetro al revés", dijo David Rosenberg, economista en jefe y estratega de Gluskin Seff + Asociados, una empresa de administración de riqueza con base en Toronto.

El caso del mercado bajista: "Menos malo" no es igual a bueno

El salto de las acciones también plantea otra pregunta existencial: ¿El repunte del mercado se debe a que la gente piensa que la recesión terminó o la gente piensa que la recesión terminó porque el mercado está repuntando?

Si se trata de esto último, no estamos hablando necesariamente de buenas noticias. Rosenberg estableció que le parece "más allá de extraño" decir que la recesión terminó. Puede que la economía haya logrado detener la caída libre en la que se encontraba de septiembre a febrero, continúa, pero eso no debe confundirse con haber tocado ya el fondo.

"Seguimos en recesión. ¿Hemos pasado ya lo peor? En un 100% así es. Pero, ¿ya terminó la caída? Es demasiado pronto para establecerlo", dijo Rosenberg.

Retroalimentación: ¿Ya terminó la recesión? En caso afirmativo ¿por qué crees eso? En caso negativo ¿cuándo terminará? Deja tus comentarios al final de esta nota.

Jim Keegan, jefe de inversión de Seix Investment Advisors, que administra el fondo RidgeWorth Intermediate Bond, estuvo de acuerdo en que la recesión tal vez aún no termine. Comentó que a pesar de que el ritmo de caída pueda estar disminuyendo, sigue siendo una caída.

 "Los "brotes" de los que todo el mundo habla parecen más dientes de león", comentó Keegan.

El caso del mercado alcista: el descenso va más lento

Sonders observó que el Índice de Indicadores Líderes, un informe que observa el comportamiento de las órdenes de bienes de consumo, precios de acciones, permisos de construcción y otros siete indicadores económicos clave, aumentó claramente en mayo, como segundo mes consecutivo.

Dicho informe, dado a conocer el martes, mostró un aumento de 1.2% el mes pasado, seguido de un aumento en abril de 1.1%. Sonders piensa que esto tiene importancia puesto que es el segundo salto más largo y de forma consecutiva desde noviembre y diciembre de 2001 - los primeros dos meses que siguieron al término de la recesión de 2001.

Dan North, economista en jefe de Estados Unidos junto con Euler Hermes, una de las aseguradoras de crédito más importantes, comentó que está animado por las señales de vida que da el mercado inmobiliario.

 "Tenemos índices de asequibilidad récord con los precios de los hogares y a pesar de que las personas se truenan los dedos con las tasas hipotecarias en aumento, históricamente son tasas bajas", comentó.

North agregó que piense que la decisión de la constructora Pulte Homes (PHM, Fortune 500) de comprar en abril a su rival Centex puede ser un indicio de tocar fondo en las inmobiliarias puesto que podría representar confianza renovada.

Kathy Lien, directora de investigación de divisas en GFT, una agencia de corredores de comercio exterior y futuros, también opina que la recesión está en proceso de llegar a su fin.

Comentó que el descenso en los informes de promedios de desempleo, después de alcanzar un máximo hace unos meses, es una señal alentadora, como también lo son los informes de mejoras en la venta de inmuebles y la estabilización en el sector industrial.

 "Existen datos que nos indican que las áreas del mercado que han sufrido más en la recesión se están recuperando, me refiero al mercado inmobiliario, industrial y de mano de obra", dijo. "Todo esto, en conjunto, nos envía un mensaje concreto de que lo peor ya pasó".

Viviendas y empleo, clave para la recuperación

Rosenberg refuta lo anterior diciendo que la mano de obra y los mercados inmobiliarios aún permanecen débiles y continuarán así en el futuro próximo.

También comenta que los informes de desempleo pudieran estar disminuyendo debido al aumento repentino de personas que han agotado sus prestaciones de desempleo. Además, la tasa de desempleo ha continuado en aumento en los meses recientes.

Y a pesar de que muchos economistas señalan al desempleo como un supuesto indicador de retraso - ej. ya que probablemente no aumentará sino hasta después del término de la recesión -. Rosenberg no está de acuerdo con esta aseveración. En muchas recesiones pasadas, especialmente en aquellas seguidas por un bajón en el gasto empresarial, era cierto que la economía en general podía recuperarse antes que el mercado de trabajo.

Sin embargo, Rosenberg comenta que ésta es una recesión de otro tipo puesto que fue causada por una "burbuja de crédito". Por lo cual cree que el desempleo no es más un indicador de retraso, sino uno coincidente o hasta incluso un indicador líder.

"Existe una relación perfecta entre desempleo y consumidores morosos", comentó.

Agregó que puede que la venta de viviendas esté mejorando, pero los precios continúan a la baja en muchos mercados. De igual forma está preocupado por que el aumento en el desempleo pudiera causar que los prestatarios con préstamos de tipo "Alt A" (con documentos alternativos) pudieran colocarse en posición de mora con sus hipotecas.

"Tenemos otro obstáculo con las inmobiliarias y las ejecuciones hipotecarias. Necesitamos estabilidad en los precios de viviendas, así como en la tasa de desempleo, y pudiéramos encontrarnos a un año de ese hecho", comentó.

¿A quién le interesa cuándo terminará? ¿Cuándo nos sentiremos mejor?

Por supuesto, el debate sobre si la recesión ha terminado o aún continúa no debería ensombrecer el hecho de que el simple concepto de recesión tienen mucho que ver con la semántica.

Contrario a la creencia popular, una recesión no se define como dos trimestres consecutivos de descenso en el producto interno bruto. Un grupo conocido como la Oficina Nacional de Investigación es quien hace la declaración oficial de las recesiones mediante el estudio de diversas tendencias económicas, que van más allá del PIB.

Este grupo es notablemente lento en decidir cuándo empiezan y cuándo terminan las recesiones. Por ejemplo, no fue sino hasta julio de 2003 que declaró que la recesión de 2001 había terminado en noviembre de ese año. De igual forma, esta Oficina Nacional también esperó hasta diciembre para anunciar que la recesión actual empezó en diciembre de 2007.

Por lo tanto, una pregunta aún más importante sería: ¿Cuándo realmente terminará el dolor económico?

Sonders reconoció que a pesar de que ella cree que la recesión ya terminó, no es una optimista ciega. "No estoy diciendo a los clientes que hagan las cosas de forma distinta. No se siente bien por ahora la situación, lo entiendo".

Lien también comentó que no importa qué suceda en Wall Street, no se verá bien en Main Street por un tiempo más.

 "Existe una gran diferencia entre el término de la recesión y un aumento en el crecimiento. Probablemente sea una recuperación lenta y dolorosa", comentó.

Con esto en mente, tal vez no importe realmente demasiado cuándo diga la Oficina Nacional que la recesión ha terminado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 "El fin de la recesión no será algo tan concreto como algo te golpea la cabeza", dijo North. "Es cierto que hay indicios de que la economía la esta librando pero no se sentirán estos efectos todavía por varios meses. Si usted no tiene un empelo, no le importará en realidad si el PIB está aumentando. Lo que le importa es que no tiene empleo".

 

Ahora ve
Un dron muestra la destrucción que dejó ISIS en la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×