EU e India dan esperanza a Ronda de Doha

Las relaciones comerciales entre los países y el pronóstico del sector podrían impulsar el acuerdo; el plan fue lanzado en 2001 para ayudar a países pobres mediante el aumento del comercio.
PARÍS (CNN) -

Las cálidas relaciones entre los nuevos ministros de Comercio de Estados Unidos y de India aumentaron las esperanzas el miércoles de que las largas conversaciones en la ronda de Doha pudieran ser revisadas, mientras que un pesimista pronóstico de comercio subrayó la necesidad de combatir al proteccionismo. El representante de Comercio estadounidense, Ron Kirk, dijo que estaba buscando trabajar de manera cercana con su nuevo colega indio después de una serie de reuniones alentadoras.

Una disputa en julio pasado entre Estados Unidos e India acerca de una propuesta para ayudar a los granjeros de los países pobres a lidiar con un flujo de importaciones baratas, exacerbado por las difíciles relaciones entre los entonces jefes de comercio de Estados Unidos y de India, ayudó a echar por tierra una reunión de ministros que intentaban lograr un acuerdo de Doha.

"Estas son unas negociaciones muy difíciles y a pesar de que tomen años para concluirse, yo creo que de vez en cuando inyectar sangre nueva, nueva urgencia, nuevas ideas, puede dar impulso para concretarlo", dijo Kirk a Reuters.

"Yo ya he tenido una serie de oportunidades para reunirme con el nuevo ministro de comercio de India, Anand Sharma. Estoy muy contento por lo que he escuchado de parte de él y espero continuar trabajando con él", dijo Kirk en el marco de un encuentro ministerial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La ronda de Doha fue lanzada en la capital de Qatar a finales del 2001 para ayudar a los países pobres a prosperar mediante un aumento del comercio. Desde entonces, los países en desarrollo y los desarrollados, y los importadores y exportadores, han llegado cerca de un acuerdo para liberalizar el comercio en bienes que están en un rango de alimentos a productos químicos, a liberalizar servicios como los bancarios y los de transporte, manejar disputas y limitar los subsidios de pesca.

Pero las tensas relaciones entre las potencias de comercio clave y la dificultad de reconciliar los intereses de todos los miembros de la Organización Mundial de Comercio, ahora de 153 miembros, ha provocado que las conversaciones den tumbos repetidamente.

"Totalmente injusto"

Los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, mostraron lo difícil que sigue siendo lograr un acuerdo del cual todos los países digan que es deseable.

Amorim condenó un llamamiento de Kirk -repitiendo la postura del Gobierno estadounidense anterior- de que los grandes países emergentes deberían abrir más sus mercados para ayudar a asegurar un acuerdo.

"Creo que esta preselección de algunos países de hacer algunas concesiones es totalmente injusto", dijo en una conferencia de prensa.

Amorim dijo que estaba dispuesto a conversar con Kirk acerca de hacer algunos arreglos en el amplio paquete que está sobre la mesa desde julio, pero dijo que Brasil no estaba dispuesto a reiniciar las negociaciones totalmente.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, dijo que el ánimo de las negociaciones había mejorado desde el nombramiento de Kirk en marzo y el de Sharma el mes pasado.

"Tener una buena atmósfera en el lado estadounidense y en el lado indio es una especie de precondición para volver a comprometerse en el nivel político y entonces a nivel técnico", dijo a Reuters.

Pero Lamy dijo que los buenos sentimientos no eran suficiente.

"Los acuerdos de la OMC no son acerca de la atmósfera, son acerca de números, compromisos, reglas que son muy detalladas, por lo que esto es usualmente complejo", dijo.

Lamy ha estimado que un nuevo acuerdo de Doha sería equivalente a un estímulo fiscal de 150,000 millones de dólares, mientras que alcanzar un acuerdo en un nuevo conjunto de reglas de comercio sería un valioso baluarte contra las presiones proteccionistas en la crisis económica.

Pero a pesar de las señales de recuperación de la crisis económica en algunos lugares, la OMC está revisando a la baja su pronóstico de marzo de que el volumen de comercio mundial se contraería a un histórico 9% este año.

"Si acaso, probablemente será más como menos 10% que como -9% en volumen, lo que es una gran caída", dijo Lamy.

"Me temo que no puedo leer ninguna buena noticia en mis cifras de comercio", agregó.

El jefe de comercio de la OMC dijo que estaba confundido y perplejo por una medida de Rusia, el país más grande fuera de la OMC, el abandono de su intento de 16 años de unirse al organismo de comercio y, en vez de eso, ingresar en una unión aduanera con aliados de la ex Unión Soviética, Bielorrusia y Kazajistán.

"Los miembros de la OMC todavía tienen poca claridad acerca de los cuáles podrían ser los próximos pasos". Dijo que no era seguro que una unión aduanera basada en impuestos de importación unificados pudiera negociar reglas en áreas de la OMC más allá de aranceles en temas como estándares de salud y propiedad intelectual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Kirk desestimó las acusaciones de Rusia acerca de que Estados Unidos y la Unión Europea eran los culpables por el fracaso de la campaña rusa.

"Seamos claros en esto: esta es una crisis creada por Rusia y una que ellos deben resolver", dijo.

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×