México, sin riesgo de baja de nota: SHCP

Carstens aseguró que no hay bases sólidas para un posible cambio en la calificación de deuda; dijo que la economía mexicana se contraerá 5.5% en 2009, aunque mostrará tasas de variación positiva
bachelet-carstens-ntx  (Foto: Notimex)
VIäA DEL MAR, Chile (CNN) -

México dijo el viernes que no hay una razón sólida para una posible rebaja en la calificación de la deuda de la segunda mayor economía de América Latina, la más afectada en la región por la crisis global.

El secretario mexicano de Hacienda, Agustín Carstens, salió al paso de especulaciones sobre un eventual recorte en la calificación crediticia de México y afirmó en Chile que la economía de su país es sólida y no tiene problemas de pagos externos.

"Pienso que no hay una base sólida para hacer esa revisión de la calificación de México", dijo Carstens en una rueda de prensa durante la Segunda Reunión de Ministros de Hacienda de América y el Caribe en el balneario chileno de Viña del Mar.

Las agencias calificadoras de deuda han exhortado a México a realizar reformas, sobre todo en materia fiscal, para reducir su dependencia de los ingresos petroleros y mejorar la competitividad de la economía.

Standard & Poor's, Moody's y Fitch mantienen en perspectiva negativa la nota soberana de México.

"El principal factor que podría determinar ese ajuste, esa revisión, van a ser las medidas de política fiscal que tome México a partir de septiembre, cuando nosotros presentemos (al Congreso) el presupuesto y el programa económico de México para el año entrante", dijo Carstens.

"Hacia adelante vamos a seguir con la prudencia fiscal y macroeconómica y por lo tanto yo pienso que podríamos evitar ese ajuste en la calificación de la deuda de México", agregó el ministro mexicano.

Carstens reiteró que espera que la economía mexicana se contraiga 5.5% en el 2009, aunque mostrará tasas de variación positiva, cercanas a 3%, medidas trimestre contra trimestre en la segunda mitad del año.

Por lo pronto, las cifras del segundo trimestre seguirán siendo "relativamente malas", adelantó el funcionario.

Agustín Carstens aseguró además el gobierno no prevé que la abrupta caída de las remesas enviadas desde el extranjero impacte los indicadores macroeconómicos del país.

Afirmó que si bien las remesas de mexicanos del exterior han estado cayendo, la variación en el tipo de cambio ha permitido compensar su reducción.

El Banco de México informó el miércoles que las remesas que los mexicanos envían desde el extranjero a su país se desplomaron 19.87% en mayo cuando registraron 1,900 millones de dólares con respecto a los 2,371 millones ingresados en el mismo mes del 2008.

La captación de divisas a través de las remesas entre enero y mayo fue de 9,155 millones de dólares, un 11.25% menos con respecto al mismo periodo del 2008.

El banco central estimó que la economía mexicana se contraerá 6.3% en el año; sin embargo, durante su permanencia en la ciudad chilena de Viña del Mar para evaluar la crisis económica mundial en una reunión continental de ministros de Hacienda, Carstens ratificó el cálculo de su cartera respecto a que la economía caerá 5.5%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El secretario manifestó que el desplome de las remesas "no va a tener... un impacto desde el punto de vista macroeconómico".

Según Carstens, la economía mexicana es fuerte y no tiene problemas de pago a pesar de la crisis prevaleciente.

Ahora ve
Mancera entrega las llaves de la primera casa antisísmica de la CDMX
No te pierdas
×