¿Podrá Bernanke mantener su empleo?

El presidente de EU, Barack Obama, debe decidir si reasignará en su cargo al presidente de la Fed; Bernanke tiene varios detractores en el Congreso, pero las probabilidades indican que se quedará.
bernanke-fed-reserva-federal-AP.jpg  (Foto: AP)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

En los próximos seis meses, el presidente Obama enfrentará una de las decisiones más importantes sobre la economía.

¿El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, debe conservar su empleo?

El cargo de Bernanke llega a término el 31 de enero; Obama podrá recontratarlo o remplazarlo, pero el presidente ha evadido dar algún comentario sobre su tendencia.

El mes pasado, Obama ofreció una fuerte defensa a favor de Bernanke, diciendo que ha hecho "un buen trabajo". Al mismo tiempo, Obama reconoce que la Reserva Federal ha fallado en atender aspectos clave sobre la crisis financiera, argumentando que "no ha hecho todo lo que se necesitaba hacer".

A medida que la nación pasa por el difícil camino de la recesión (ahora en su mes número 20), el papel del banco central nunca había sido tan importante.

La Reserva Federal está cargada con sonoros exámenes para los bancos; asimismo está revisando los costos y disponibilidad del dinero y de los créditos económicos. Últimamente, ya que la Reserva Federal ha impreso más de un billón de dólares para que los marcadores sigan en movimiento, ha habido un enfoque renovado con respecto a la visión de los signos de la inflación.

El papel del presidente de la Reserva Federal podría tener aún mayor relevancia el próximo año, pues esta instancia podría adquirir poderes más amplios. El Congreso está a punto de reorganizar a la Reserva Federal como el primer regulador de la gigantesca interconexión de instituciones financieras. 

Los banqueros, economistas y observadores de la Reserva Federal comenzaron a especular sobre el futuro de Bernanke al momento que Obama fue electo el otoño pasado. Quienes tienen información en Washington asumen que el consejero económico estrella del nuevo presidente, Larry Summers, fue preparado para el cargo.

Ahora, saber si Bernanke conservará su empleo es un volado, pero la balanza se inclina a favor de Bernanke, como dicen los expertos.

"Lo que no estaba a su favor era que la economía colapsó mientras él estaba a cargo, pero la economía parece haberse establecido mientras él estaba en cumplimiento de su función", como dijo Julian Zelizer, profesor de Historia y Relaciones Públicas en la Universidad de Princeton. "Es fácil verlo y decir que es parte del equipo que le ha estado trayendo estabilidad a la economía".

A prueba de fuego

El presidente de la Reserva Federal cumple un período de cuatro años confirmado por el Senado; también cumple un término de 14 años como uno de los siete miembros de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal.

Mientras que la presidencia de Bernanke termina en enero próximo, su plazo en la junta termina el 13 de enero de 2020, así que aunque se le remplace, aún podría tener voz en la política si permanece en la junta.

Durante los últimos treinta años el país sólo ha tenido tres presidentes de la Reserva Federal. Los nuevos presidentes tienden a mantener a estas figuras a pesar del partido político para darle continuidad a las políticas monetarias y a la confidencialidad en los mercados.

Paul Volcker fue asignado por el presidente Carter en 1979 y retenido por el presidente Reagan. Alan Greenspan, uno de los postulados por Reagan en 1987, cumplió con estas funciones durante cuatro presidencias, incluyendo la del presidente Clinton.

Bernanke, de 55 años, fue asignado para este importante cargo en 2006 por el presidente Bush, después de haber servido como presidente de sus consejeros económicos. Es considerado un experto en materia de la Gran Depresión; Bernanke solía liderar el departamento de economía de la Universidad de Princeton. También pasó tres años en la junta de gobernadores de la Reserva Federal, terminando su participación en 2005.

Los rumores de que Bernanke se dirigía al grupo de desempleados comenzaron en noviembre pasado: en una conferencia de prensa televisada a nivel nacional, Obama anunció a su equipo económico, presumiendo su experiencia y logros, pero él no sacó a relucir el nombre de Bernanke, lo que algunos consideraron una omisión deslumbrante.

Pero los rumores de que Obama no conservará a Bernanke han cambiado.

Al triplicar el tamaño de los balances de la Reserva Federal mientras se cortaban las tasas de interés a prácticamente cero, la Reserva Federal ha ayudado a la administración a lograr sus objetivos de recuperar el crecimiento económico, como dijo Dan Clifton, director de investigación política en Strategas Research Partners.

"Obama claramente tenía la esperanza de poner a alguien de su elección en ese puesto el 31 de enero, pero se metió en muchos líos", como dijo Clifton, pues pasó de estar en una economía atacada a sentir el furor populista de los bonos que se le pagaron a aquellos que estaban en problemas, como la aseguradora rescatada, AIG. "Bernanke ha sido el aguador de la administración".  

Aunque la tasa de desempleo sigue empeorando, existen otros signos de estabilización de la economía, y esto es una buena señal para Bernanke, como dijo Alice Rivlin, quien fungió como vicepresidente de la Reserva Federal de 1996 a 1999.

Rivlin cree que las posibilidades de que Bernanke sea reasignado son "altas".

"Él ya sabe cómo hacer un buen trabajo bajo circunstancias sumamente difíciles", dijo Rivlin. "Bernanke ha sido puesto a prueba en los momentos más difíciles por los banqueros centrales desde hace un par de generaciones".

La lucha contra el Congreso

El mes pasado fue difícil para Bernanke: en el Congreso fue atacado por su participación el papel que tomó en la toma de Merrill Lynch por parte de Bank of America. Algunas autoridades bancarias han dicho que sintieron que Bernanke los había presionado para que aceptaran la fusión el año pasado, justo cuando la crisis bancaria estaba en uno de los puntos más altos.

Los republicanos en particular han mostrado su parecer en contra de Bernanke. El republicano Darrel Issa (por California)  acusó a la Reserva Federal de haber "solapado" sus acciones en el acuerdo de Bank of America y Merrill Lynch.

Brian Gardner, analista de la empresa de inversiones KBW de Wasington, dijo que la reciente tormenta de fuego podría darle a la Casa Blanca una cubierta política, "abriendo así las puertas de la administración para poner a la persona que ellos quieran ahí", dijo.

"Probablemente la administración quería evitar un pleito con respecto a esto, pero tienen la sensación de que los republicanos no se opondrían" al reemplazo de Bernanke, como dijo Gardner.

Si Bernanke es reasignado, tendrá que pasar por el proceso de confirmación una vez más y confrontar a los senadores, algunos de los cuales han sido bastante críticos con respecto a su desempeño.

Los principales senadores demócratas se unieron a los republicanos al preguntarse si el papel de la Reserva Federal está pasando por alto síntomas clave de la crisis financiera y se han mantenido renuentes a la idea de darle más poder regulatorio.

A finales del mes pasado, el presidente del Comité Bancario, el senador Chris Dodd (por Connecticut) reiteró su visión escéptica. Citó al profesor de la Universidad de Boston, quien comparó la fuerza de los poderes de la Reserva Federal con "un padre que le da a su hijo un auto más rápido y más grande justo después de que chocara el auto familiar". 

Si se le reasigna, Bernanke tendrá que enfrentar una fuerte audiencia de confirmación, como dijo Phillip Swagel, profesor de la Facultad de Negocios de la Universidad de Georgetown quien trabajó a cargo del ex secretario del Departamento del Tesoro, Henry Paulson.

"Deben culpar a alguien por estas decisiones fuertes", dijo Swagel. "Habrá una paliza, pero Bernanke puede soportarlo".

Una vocera de la Reserva Federal se negó a comentar sobre la reasignación de Bernanke.

La especulación sobre si Bernanke se quedará o se irá no terminará pronto. Intrade.com, el sitio de negocios en línea, rastrea las apuestas con respecto a esto. Al término de la semana pasada, Intrade midió las posibilidades de que se quedara con su empleo en un 60%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Nuestra audiencia está pasionalmente interesada en asuntos relacionados con la economía, las finanzas y la política, y otos asuntos relacionados, y saber quién estará a la cabeza de la Reserva Federal es altamente relevante para millones a nivel mundial", dijo John Delaney, director ejecutivo de Intrade.

De hecho, Intrade.com trata el asunto de la reasignación de Bernanke como uno de los puntos más importantes en su página de inicio, justo por debajo de los prospectos de empleo para el conflictivo gobernador pasional de Carolina del Sur, Mark Sanford.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×