El G8 descarta debate sobre petróleo

Las naciones no abordarán un plan sobre la volatilidad de los precios del crudo en la cumbre; Francia y GB piden a los organismos competentes presentar métodos de supervisión del mercado.
LONDRES (CNN) -

Los líderes del Grupo de los Ocho (G8) no acordarían en su encuentro de esta semana un plan para reducir la volatilidad de los precios internacionales del petróleo, pero el tema no desaparecería tan fácilmente de la agenda a pesar del escepticismo general, dijeron diplomáticos y analistas. Francia y Gran Bretaña afirmaron esta semana que revelarían una posición conjunta sobre el asunto de las fluctuaciones de los precios del crudo mientras se celebra la reunión del G8 en la ciudad italiana de L'Aquila.

"Debemos, junto con los países productores de combustibles fósiles, hacer el intento y estabilizar el precio del petróleo en un rango razonable, ni muy alto ni muy bajo", dijo el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"El mundo no se recuperará de estos efectos yoyo que nos llevan de un exceso a otro. Allí también, los Estados deben tratar de asumir un rol protagónico y reintroducir algo de transparencia y regulación", agregó.

Sin embargo, un funcionario alemán de alto nivel quien pidió no ser nombrado dijo a periodistas el martes en Berlín que los líderes no se referirían detalladamente al precio del petróleo en los documentos acordados en la cumbre.

Dos fuentes europeas del G8 dijeron que el tema no sería abordado esta semana, mientras que figuras importantes de la industria se mostraron escépticas.

Christophe de Margerie, presidente ejecutivo de la petrolera francesa Total, dijo en mayo al International Oil Daily que el mercado petrolero es muy amplio, lo que dificulta el que se puedan determinar los precios.

Ese mercado es uno de los pocos donde existe un grupo para influenciar los precios: la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Sin embargo, la OPEP no logró frenar el desplome de los precios en medio de la recesión económica pese a que controla 40% de la producción del planeta.

El precio del crudo escaló a casi 150 dólares por barril en julio pasado y pocos meses después se derrumbó a menos de 40 dólares el barril. El martes operaba en torno a los 63 dólares.

Algunos analistas han dicho que se debe hallar un precio que no sea demasiado bajo como para desalentar las inversiones en tecnología verde ni muy alto como para afectar el crecimiento económico.

Eugen Weinberg, analista de materias primas de Commerzbank, dijo que aún no estaba claro qué precio sería considerado justo para un gran consumidor como Estados Unidos o para un productor clave como Arabia Saudita.

"En la década de 1980 antes de que fueran lanzados los futuros del petróleo, el mercado era muy similar al actual mercado de mineral de hierro. Los consumidores y productores acordaban entre ellos, pero no hay mucha flexibilidad de esta forma", dijo Weinberg.

"Creo que los mercados requieren una mayor regulación porque la volatilidad de los mercados significa que los consumidores y productores no pueden delinear perspectivas de largo plazo", agregó.

Otros analistas consideraron que es inevitable algún tipo de regulación.

"Puede que no ocurra esta semana en el G8, pero ocurrirá. Hablarán sobre eso, pero no podrán acordar nada porque realmente no entienden cómo funcionan estos mercados", dijo un operador.

"El liderazgo lo tendrán que tomar los reguladores y las bolsas", agregó el operador.

También habría en camino una intervención.

La ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, dijo que se le pidió al Fondo Monetario Internacional, a la Organización Internacional de Comisiones de Valores y a la Agencia Internacional de la Energía que propongan métodos para supervisar mejor a los mercados petroleros.

Pero gran parte de esto dependería de la participación de los principales actores.

"Tenemos que dialogar con los sauditas y con la OPEP. Tendremos que tener hablar con nuestros otros socios dentro del G8 y del G20 (...) para entender cuál será la demanda futura, cuál será el suministro", dijo esta semana el primer ministro británico, Gordon Brown.

Ahora ve
El pueblo ecuatoriano manda mensajes de aliento a México
No te pierdas
×