La OCDE aconseja mantener los estímulos

José Ángel Gurría dijo que un retiro apresurado de los rescates amenazaría la recuperación mundial; el secretario general de la OCDE espera un repunte en el PIB de EU y Europa en el tercer trimestre.
PARÍS (CNN) -

Los Gobiernos arriesgan contener la recuperación económica si retiran los gastos de estímulo demasiado rápido, mientras que Alemania podría estar ahora gastando más para asegurar un repunte efectivo, dijo a Reuters el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría. "Lo importante es avanzar hacia una recuperación conducida mediante políticas, como tenemos ahora (...) a un crecimiento autosostenido", dijo Gurría en una entrevista antes del encuentro entre los líderes de los países responsables del 90% del PIB mundial en Italia del 8 al 10 de julio.

"Uno cae en picada si no hay estructuras que soporten un crecimiento autosostenido. Este no está ahí, tan simple como eso", dijo en una entrevista telefónica realizada el lunes.

Los líderes de 40 países, incluyendo a las potencias industriales del G8 más China, India y Brasil, se reunirán en Italia para revisar los esfuerzos para alcanzar una recuperación mediante el gasto de billones de dólares de dinero fiscal.

Alemania ha presionado a otros países para alcanzar una "estrategia de salida" clara para cuando lo peor de la crisis sea superado, con el objetivo de reducir los enormes déficits presupuestarios que los paquetes de estímulo económico ayudaron a crear.

Gurría dijo que la OCDE ve indicios tentativos de estabilización. "Yo creo que vamos a ver -y ya lo estamos viendo- el resultado de la masiva inyección de recursos (de dinero público)", afirmó.

Al ser consultado sobre si esperaba un repunte en el crecimiento del PIB en el tercer trimestre de este año en Estados Unidos y Europa, Gurría dijo: "la respuesta es sí".

Países como China, Estados Unidos, Japón y Australia han realizado importantes gastos en estímulos a la economía y Gurría señaló que otros países deberían seguir el ejemplo.

"Europa podría hacer más, y yo tengo que decir con claridad que Alemania comenzó con una posición fiscal muy sólida (...) Claramente ese es un lugar donde hay cierto margen", dijo Gurría. "Si hay dudas, apliquen un estímulo".

Esto probablemente no le caerá bien a la canciller alemana, Angela Merkel, y Gurría reconoció que la situación no cambiaría en Alemania con las elecciones pendientes de septiembre.

La OCDE dijo el mes pasado que esperaba que la recesión resultara menos grave de lo estimado inicialmente y proyectó un crecimiento marginal para el próximo año.

Pero Gurría dijo que uno de sus mayores temores era que la recesión pudiera afectar de manera permanente el potencial de crecimiento económico a largo plazo.

La crisis podría atrasar a las economías del mundo en cinco o cuatro años. Pero también existe un grave riesgo de que el mayor desempleo estructural, los menores préstamos y la débil capitalización puedan restringir el potencial de crecimiento de la economía.

"No estamos hablando de volver a donde estábamos antes", señaló. Es por esto que los estímulos a la economía deberían estar más enfocados en la creación de empleos que lo que están ahora, al igual que dirigidos a más proyectos verdes, dijo.

"Cuando se tiene una cicatriz, esta se convierte tanto en la manifestación de que se tuvo un accidente como un impedimento para la normalización", añadió.

En la cumbre de L'Aquila, en Italia, China buscará presionar un debate sobre el futuro del dólar como divisa de reserva mundial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cualquier moneda puede ser parte del sistema global de divisas de reserva mientras sea convertible libremente, señaló Gurría. Y el yuan chino y el rublo ruso no lo son.

"La mayor preocupación que yo tengo es que todos los jugadores jueguen con las mismas reglas", dijo sin mencionar nombres.

Ahora ve
Este autobús recorrió dos cuadras en Brooklyn, pero sin conductor
No te pierdas
ç
×