La OCDE ve 30 millones de desempleados

La pérdida de los trabajos se acentuó debido a la crisis financiera y a la caída de la economía; la organización dijo que las plazas perdidas serán en las naciones desarrolladas.
jose angel gurria  (Foto: AP)

Los países desarrollados perderán unos 30 millones de empleos desde fines del 2007 a finales del 2010, dijo el martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El pronóstico subrayó las preocupaciones acerca de que la economía global todavía debe recuperarse de su peor recesión en siete décadas.

Las pérdidas de empleos son resultado principalmente de la crisis financiera global y la subsecuente caída de la economía, que ha empujado a la recesión a la mayoría de los países desarrollados, dijo el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

"Las masivas cifras de desempleo de que hemos hablado están poniendo mucha presión en todos lados", dijo Gurría en una conferencia de prensa en Brasilia, donde la OCDE entregó un informe sobre la economía de Brasil.

El desempleo en los países más ricos ha estado creciendo pese a recientes predicciones de funcionarios de gobiernos y economistas de un fin de la recesión global para finales de este año o principios del 2010.

La tasa de desempleo en Estados Unidos subió a 9.5% en junio, la más alta en 25 años, y economistas de la Casa Blanca prevén que podría alcanzar 10% en los próximos meses.

Sondeos entre los consumidores en Estados Unidos y Alemania han mostrado que la gente posiblemente postergue la compra de casas, autos y otros bienes duraderos mientras las compañías continúan reduciendo su personal.

La confianza de analistas e inversores de Alemania cayó en julio por primera vez en nueve meses, dijo el martes el instituto ZEW, con sede en Mannheim.

Datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos también mostraron que las ventas minoristas crecieron más de lo esperado por los economistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, fuera de las ventas de autos y gasolineras, las ventas resultaron desalentadoras, indicando que los consumidores seguían cautos en los gastos pese a los signos de que la recesión estaría terminando.

"Desafortunadamente, la declinación del desempleo no terminará rápidamente" en Estados Unidos, escribieron los economistas Richard Berner y David Greenlaw en un reporte de Morgan Stanely distribuido el lunes.

Ahora ve
El papel del gobierno de Obama sobre la presunta injerencia rusa en elecciones
No te pierdas
ç
×