El peso fija nueva fortaleza

El tipo de cambio buscará acercarse a los 13.00 pesos en el corto plazo, estimaron analistas; sin embargo, no se descartan ciclos de volatilidad para el cierre del año.
peso-moneda  (Foto: Cortesía SXC)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Julio ha sido una montaña rusa para el peso, el tipo de cambio a la venta pasó 13.12 pesos el primer día del mes, a 13.83 el martes pasado para cerrar 50 centavos abajo de su máximo semanal, ante las dudas por la recuperación de la economía mundial, el resultado de las elecciones en México y las presiones fiscales. Sin embargo, un factor de riesgo se ha despejado, Banco de México dijo suspender por el momento la baja en la tasa de interés de corto plazo, lo que de una forma también presionaba a la moneda.

El banco central recortó el costo del dinero en un cuarto de punto porcentual y decidió poner fin, por el momento, a la política monetaria expansiva que busca alentar a la economía.

"En el corto plazo sigue viéndose una tendencia de apreciación del peso después de los niveles tan altos que alcanzó el dólar en días recientes (...) el tipo de cambio estaría acercándose a los 13.00 pesos", dijo Mario Copca de la firma Metanálisis.

Las principales monedas del mundo registraron movimiento laterales la semana pasada, ante mejores datos económicos en Estados Unidos, como una menor caída en el sector manufacturero, y un mayor crecimiento de la economía de China en el segundo trimestre.

Adicionalmente el desplome de 11.6% en la producción industrial en mayo en el país fue menor a la de abril, lo que da señales de que uno de los principales motores de la economía estaría tocando fondo.

El dólar bajo el viernes pasado a 13.33 pesos, pero el peso mantiene una depreciación acumulada de 35% en los últimos 12 meses.

La moneda mexicana todavía enfrenta un escenario turbulento. Por un lado la política fiscal cuya efectividad es puesta en duda por las agencias calificadoras, que de reducirle la nota crediticia al país impactaría en un alza en el tipo de cambio.

"El fantasma de una menor calificación para la deuda soberana sigue presente con lo cual se debería reclamar mayores premios para invertir en México", dijo Luis Flores, analista de Ixe, Casa de Bolsa.

Los meses de agosto, septiembre y noviembre serán un foco de atención para los mercados ya que la nueva legislatura en la Cámara de Diputados recibirá las propuestas del ejecutivo del programa económicos de 2010.

El consenso de los analistas espera que el dólar cierre el año en 13.47 pesos, según la última encuesta de expectativas de analistas económicos del sector privado realizada por Banco de México.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×