Crisis sume en pobreza a 50.6 millones

Unos 19.5 millones de mexicanos no cuentan con ingresos suficientes para adquirir alimentos básicos; más de 5.9 millones de personas se sumaron a las filas de pobreza en 2 años.
Pobreza-gasto-ingreso  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis económica muestra su cara más cruel, la pobreza alimentaria aumentó como pocas veces, a 18.2% de la población en 2008, desde el 13.8% de 2006, según el más reciente reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Al cierre del año pasado el Consejo estima que 19.5 millones de personas tienen ingresos insuficientes para adquirir una canasta básica de alimentos, incluso si los destinaran exclusivamente para ese fin.

"La pobreza por ingresos sigue siendo elevada en México y aumentó debido al entorno económico adverso a nivel internacional y nacional", dijo en un comunicado de prensa la Coneval.

Unos 7.2 millones de esos pobres habitan en zonas urbanas, mientras que 12.2 millones residían en el área rural.

Las estadísticas se basan en la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares publicada la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De ella se desprende que 50.6 millones de mexicanos son pobres de patrimonio, lo que significa que el 47.4% de la población no cuenta con un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades de salud, educación, alimentación, vivienda, vestido y  transporte público, aun si dedicaran la totalidad de sus recursos económicos a ese propósito.

La pobreza de patrimonio aumentó 4.8 puntos porcentuales en 2008, respecto a 2006, lo que significa que 5.9 millones de personas se sumaron a la pobreza de patrimonio y 5.1 millones a la pobreza alimentaria en solo dos años.

Pese a estos resultados la Coneval destaca el avance en el combate a la pobreza en los últimos 8 años.

"Entre 2000 y 2008, la incidencia de la pobreza de patrimonio y de la pobreza alimentaria se redujo 6.2 y 5.9 puntos porcentuales, respectivamente, lo cual se traduce en una reducción de 2.1 y 4.2 millones de personas pobres de patrimonio y alimentarios, respectivamente, dijo el organismo.

La economía mexicana entró en una fase de desaceleración desde inicios de 2008, la cual se acentuó hasta una recesión que comenzó en el último trimestre del año pasado y se espera que toque fondo en este segundo semestre de 2009.

Destaca que con base en la información del INEGI ha habido una mayor cobertura de servicios básicos de educación, de salud y de vivienda, particularmente entre la población más pobre entre 1992 y 2008.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un ejemplo de ello es la disminución del porcentaje de hogares en viviendas con piso de tierra en el 20% más pobre de la población, el cual pasó de 22.3% en 2006 a 18.9% en 2008 (una reducción de 170,000 hogares).

En protección social se observa que desde 1992 no ha incrementado la derechohabiencia de la población en las instituciones formales de seguridad social (IMSS, ISSSTE), mientras que se registra una reducción en el porcentaje de personas de 65 años o más que no reciben pensión: en 1992, en el 20% de la población más pobre del país, el 94.1% de las personas de 65 años no trabajaba y no recibía pensión; este porcentaje se redujo a 90.8% (890,000 personas) en 2006, y a 70.2% (738,000 personas) en 2008.

Ahora ve
Los mexicanos prolongan la búsqueda de sobrevivientes bajo los escombros
No te pierdas
×