Recorte al gasto, impacto nocivo al PIB

Analistas prevén un golpe adicional de 0.7 puntos al Producto Interno Bruto de este año; el recorte presupuestal afectará en 19,000 mdp los recursos contemplados al gasto de inversión.
Crisis-grafica  (Foto: Jupiter images)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El recorte de 2.8% al gasto gubernamental anunciado la semana pasada tendrá un impacto directo en la economía y revierte la política expansionista del Gobierno federal para intentar enfrentar los efectos de la recesión más pronunciada en más de cinco décadas. México dejará de ejercer 85,000 millones de pesos, de los cuales 19,000 millones son de gasto de inversión que tienen un efecto multiplicador en la economía del país al destinarse a obras de infraestructura de diversas dependencias.

"Esta reducción en el gasto pega en alrededor de 0.7 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB); es delicado que recorten gasto en infraestructura", estimó Cesar Castro, del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México (CAPEM).

Hasta antes de julio, México anunció recursos adicionales por unos 137,000 millones de pesos para impulsar a la economía, principalmente en el desarrollo de infraestructura, pero tras la caída de la actividad económica espera que la recaudación de ingresos se caiga en unos 480,000 millones de pesos al cierre del año.

"Es de esperarse que los recortes anunciados tengan algún impacto negativo en la actividad económica y en la inversión con relación a lo que se esperaba previamente", dijo en un reporte Scotiabank al no descartar nuevos ajustes al presupuesto.

La economía mexicana se contraerá 5.5% este año, según el último estimado de la Secretaría de Hacienda, pero otros pronósticos ven una caída de hasta 8% como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

México realizó los ajustes a su gasto para no superar el déficit fiscal equivalente al 1.8% del PIB, pero otras naciones se han permitido un mayor déficit para enfrentar la crisis y generar riqueza que más tarde les permita aumentar la recaudación tributaria.

"El Gobierno no tuvo los argumentos necesarios ante las calificadoras que para levantar los ingresos primero hay que generar crecimiento y empleo", dijo Castro.

Las tres principales calificadoras de riesgo crediticio pusieron en revisión la solvencia de México ante la caída de más de más de 9% en los ingresos presupuestarios del Gobierno federal en los cuatro primeros meses del año, ante lo que llamaron la incapacidad para aumentar la recaudación, con lo que coinciden otros analistas.

"El deterioro en la recaudación experimentado este año no sólo es atribuible a la recesión de la economía, sino en buena medida a la debilidad estructural de las finanzas públicas (...) Una reforma fiscal que resuelva este problema es impostergable", dijo Scotiabank.

Mercados abrazan recorte

El Riesgo País, que mide el banco de inversión JPMorgan, se redujo a 193 puntos la semana pasada, su nivel más bajo desde el 3 de septiembre de 2008 y después de que en octubre de ese año alcanzó un máximo de 628 puntos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Consideramos que con esta medida las autoridades muestran el compromiso del Gobierno con la disciplina fiscal y al recortar el gasto desde ahora, también implica el reconocimiento para el 2010 de un nivel de partida menor", dijo Héctor Chávez analista de Santander.

Y es que este analista destaca que a diferencia de otros países, la política fiscal de México no tiene la flexibilidad en los ingresos públicos, particularmente los ingresos tributarios no-petroleros, por lo que un déficit fiscal elevado resulta en incertidumbre para regresarlo posteriormente a un nivel sostenible, dado que dependería en lo fundamental de los ingresos petroleros.

Ahora ve
Toy Story, primera película animada completamente en computadora, cumple 22 años
No te pierdas
×