¿Cuándo bajará EU su desempleo?

La recuperación económica podría traer un alivio para la situación laboral en Estados Unidos; pero muchos de los economistas piensan que la mejora no será suficiente para volver a tasas de 4.9%.
Desempleo  (Foto: Jupiter images)

El ritmo de la recuperación económica es clave para determinar el paso al que la tasa de desempleo estadounidense retrocederá desde el actual máximo en 26 años de 9.5%.

Una regla extendida establece que se necesita un crecimiento económico cercano al 2.5% sólo para mantener el desempleo estable.

La última recesión, en el 2001, fue seguida por un largo período de desempleo inusualmente alto. En 1983, en cambio, cuando la tasa alcanzó un 10.8%, cayó mucho más rápido, a un 8.3% un año después del fin de la recesión.

A continuación, tres escenarios sobre la posible trayectoria futura de la tasa de desempleo actual en Estados Unidos:

La visión con más consenso

La Reserva Federal y muchos economistas estiman que la recesión terminará este año, pero que la recuperación será demasiado tímida como para horadar la tasa de desempleo.

En ese escenario, el desempleo no empeorará pero llevará mucho tiempo volver al 4.9% en que se encontraba antes de la recesión.

La Fed cree que el desempleo se mantendrá por encima del 9% hasta el 2010 y que podría llevar cinco o seis años que el mercado laboral vuelva a la normalidad.

El panorama optimista

Algunos economistas ven margen para una recuperación más fuerte, tanto de la economía como del mercado laboral.

La idea de una recuperación sólida se apoya en que los sectores más golpeados, como la manufactura y la construcción de casas, frenarán su caída en algún momento.

La industria automotriz no está siquiera a tono con la tasa normal a la cual se eliminan los autos viejos, mientras que la construcción de casas está muy por debajo del crecimiento de la población y de la formación familiar.

El economista Peter Hooper, de Deutsche Bank, piensa que incluso sin un fuerte repunte del gasto del consumidor, el PIB crecerá al menos un 3% en el 2010, lo cual sería suficiente para generar empleo.

La Casa Blanca y el Tesoro han señalado que las compañías recortaron empleos a un ritmo mucho más fuerte que el esperado, considerando la caída de la economía. Eso sugeriría que una vez que la recuperación comience, las empresas tendrán que volver a tomar personal rápidamente para satisfacer la demanda.

La espiral bajista

La visión más pesimista sostiene que la demanda no se recuperará pronto. Los hogares han perdido más de 12 billones de dólares en patrimonio por el colapso de las acciones y el mercado inmobiliario. Ante eso, se concentrarán en reconstruir sus ahorros y evitarán gastar.

El temor es que el gasto del Gobierno impulse artificialmente la economía y que cuando el dinero se acabe, Estados Unidos vuelva a caer en recesión.

Con las ejecuciones hipotecarias aún altas y una mora en los pagos de los créditos, el préstamo no se reactivará fácilmente. Las empresas y los hogares no podrán pedir prestado como lo hacían en el pasado, lo que golpeará el crecimiento y la toma de personal.

Con todo, se necesitaría otro gran sacudón para llevar el desempleo mucho más arriba del máximo de 10% que se espera alcance.

¿Qué podría causar ese sacudón? Dos cosas: una fuerte alza en los precios del petróleo como la ocurrida el año pasado, o un brote de gripe porcina muy severo y mortal que golpee la economía.

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Latinoamérica tiene mucho por hacer para frenar el acoso sexual, dice la CEPAL
No te pierdas
×