Los retos de México para su calificación

El reporte de Moody&#039s destacó los desafíos que enfrenta el país para mantener una buena evaluaci el crecimiento económico, la poca recaudación tributaria y la inercia política, entre ellos.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Moody's Investors Service mantuvo el miércoles su calificación para la deuda soberana de México, con una perspectiva estable, impulsando los precios de los bonos y del peso mientras los inversores respiraban más tranquilos. Pero el reporte de Moody's, escrito en un tono poco entusiasta, destacó los retos que enfrenta México, como el crecimiento económico, la poca recaudación tributaria y la inercia política, temas que también han sido mencionados por Standard & Poors y Fitch, que han dicho que podrían recortar sus calificaciones al país latinoamericano.

Lento crecimiento

El potencial de crecimiento de México es limitado, y se ubicó en cerca de 1.9% anual durante la última década, a causa de una serie de problemas estructurales como la escasa competencia y deficiencias educativas.

Un menor crecimiento económico en Estados Unidos en el futuro, por menores compras y por el acceso de los consumidores al crédito en ese país, podría debilitar aún más el potencial de crecimiento de México, que vende buena parte de sus manufacturas, como refrigeradores y autos, al norte de su frontera.

La Reserva Federal de Estados Unidos ha dicho que a la economía de ese país podría tomarle entre cinco y seis años para comenzar a crecer al máximo de su potencial.

Escasa base tributaria

México obtiene una recaudación tributaria sustancialmente menor, en relación con el tamaño de su economía, a la de la mayoría de los grandes países latinoamericanos.

La fuerte dependencia del Gobierno hacia los ingresos proporcionados por la debilitada industria petrolera también dificultan incrementar el gasto para contrarrestar caídas económicas, y amenaza su capacidad para mantener o incrementar las inversiones en la economía.

Se prevé que el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, devele en septiembre un plan de reformas tributarias y del gasto con el presupuesto del 2010, pero existe escepticismo sobre que puedan llevarse a cabo cambios sustanciales, con un Congreso dividido y en medio de la severa recesión.

Problemas petroleros

Por décadas México ha dependido de los ingresos aportados por sus exportaciones petroleras para financiar buena parte de su presupuesto. La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) aún financia más de una tercera parte del presupuesto, pese al declive de su producción de crudo.

Desde el 2004 el país ha ido perdiendo más de una cuarta parte de su volumen de producción de petróleo.

Las pesadas aportaciones tributarias de la compañía la hacen acreedora al dudoso honor de ser una de las pocas firmas petroleras que pierden dinero regularmente.

Los problemas de Pemex se originan en parte por la declinación en la producción de su yacimiento de Cantarell, uno de los mayores depósitos de crudo del mundo.

El campo, que bombeaba más de 2 millones de barriles de petróleo diarios (bpd) hasta el 2004, ha ido perdiendo capacidad a tasas anuales de más de 35% y actualmente produce menos de 660,000 bpd.

Mientras los ingresos fluían, Pemex no invirtió en la exploración de nuevos yacimientos, así que tiene pocas opciones en su portafolio para compensar por la caída de Cantarell, mientras espera por los resultados de un programa de exploración de emergencia.

Mientras tanto, Pemex está gastando miles de millones de dólares en el desarrollo de la poco convencional reserva petrolera de Chicontepec, pero con muy poco éxito hasta el momento.

Ahogado político

El gobernante Partido Acción Nacional (PAN) controla el Senado, pero perdió la mayoría en la Cámara de Diputados en unas elecciones legislativas en julio.

Con el ojo en las elecciones presidenciales del 2012, el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) podría oponerse a respaldar duras reformas económicas como el recorte de los subsidios energéticos, un aumento en los impuestos o eliminar puestos de trabajo en la inflada burocracia local, que podrían impulsar la sostenibilidad fiscal.

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×