El déficit frena reforma de salud en EU

El programa tendría un costo de 239,000 mdd en 10 años, que se sumarían al déficit de 1.8 bdd; el gasto en salud se incrementaría 8% entre 2019 y 2029, mientras que la recaudación se elevaría 5%.
NUEVA YORK (Notimex) -

La reforma al sistema de salud de Estados Unidos que propone el presidente Barack Obama inquieta a muchos ciudadanos que no desean un aumento al ya de por sí enorme déficit del país.   
Estimaciones de la Oficina del Presupuesto del Congreso mostraron que en 10 años, la reforma al sistema de salud tendría un costo de 239,000 millones de dólares, que se sumarían al déficit actual de 1.8 billones de dólares.   
Ese gasto presionaría al Gobierno a elevar los impuestos, con objeto de sufragar la reforma, una medida a la que los ciudadanos se oponen.   
En una encuesta de la Universidad de Quinnipiac, publicada la semana pasada, la mayoría de los consultados opinó que sería mejor abandonar los esfuerzos para reformar el sistema de salud, si es que el déficit aumentaría "significativamente".   
Así, el Senado debe modificar el gasto que haría el Gobierno en el nuevo sistema de salud, si es que quiere presentar una reforma que tenga el apoyo popular y el de algunos miembros clave del Partido Republicano.   
La reforma que se aprobaría sería bastante menos ambiciosa de lo que el presidente Obama propuso en un inicio. Sin embargo, sería lo posible y, de hecho, lo económicamente factible, de acuerdo con algunos análisis.   
Los 239,000 millones de dólares que costaría el sistema de salud reformado durante sus primeros 10 años podrían ser sufragados. No obstante, a partir de ese momento la reforma sería más difícil de financiar.   
El diario The Wall Street Journal indicó la semana pasada en un editorial que, según cifras oficiales de julio, el costo del sistema de salud reformado aumentaría 8.0% cada año entre 2019 y 2029.   
Mientras, los ingresos fiscales se incrementarían sólo 5.0% por año.   
El diario explicó que la iniciativa actual sería un poco menos costosa que la iniciativa sobre la que se basó el cálculo mencionado, pero aseguró que aún generaría un gasto que avanzaría en una mayor proporción que la capacidad de recaudación del gobierno.   
Bajo esa premisa, la reforma no podría ser viable, coincide también David Leonhardt, columnista del diario The New York Times.   
"Con el paso del tiempo, los impuestos generales no crecen tan rápido como los costos relacionados con la salud (.), que se multiplican mucho más rápidamente que la economía", apuntó Leonhardt.

Ahora ve
Kim Jong-Un asegura que Donald Trump pagará caro su discurso
No te pierdas
×