EU se pone de “ganga”

Las ventas de garaje han aumentado por los despidos masivos que ha ocasionado la crisis financiera; el fin es conseguir un poco de efectivo para pagar las deudas que se adquirieron.
GILBERT, Estados Unidos (CNN) -

Cathy y Malcolm Robbins habían realizado antes ventas de garaje en su casa de un suburbio de Phoenix, pero esta vez no se trata de desprenderse de lo que les sobra, sino de sobrevivir. Cathy, una enfermera calificada, está desocupada. Malcolm, un tasador industrial autodidacta, no encuentra el trabajo que necesita.

"El dinero que ganamos con esto será usado para pagar cuentas. Los cheques no están entrando como antes", dijo Malcolm, sentado entre animales embalsamados y soldaditos cascanueces en oferta, mientras compradores hurgaban en busca de gangas en medio del abrasador calor del desierto de Arizona.

Los Robbins no están solos. A medida que las compañías se contraen o reducen su personal en la peor recesión en décadas, un número cada vez más grande de estadounidenses se despide de sus pertenencias en ventas de garaje para conseguir algo de efectivo.

Casi todos los fines de semana aparecen listados en Internet, en carteles a mano pegados en postes de luz y apoyados en esquinas de costa a costa, compitiendo por el espacio con aquellos que anuncian ejecuciones hipotecarias y expropiaciones bancarias.

Un barómetro de su creciente popularidad es la aparición en los últimos dos años del triple de ventas de garaje en el servicio online gratuito Craigslist, que la firma atribuye a la atribulada economía.

Alfonso Morales, un especialista del "mercado al aire libre" de la Universidad de Wisconsin-Madison, afirma que más y más personas están tratando de convertir sus baratijas en dinero para sobrellevar la nueva realidad de empleos perdidos, horas de trabajo recortadas y bajas en los ingresos.

"La gente siempre ha estado interesada en el comercio cara-a-cara, pero están más motivados ahora debido a los duros tiempos económicos", indicó.

Morales sostuvo que los artículos vendidos a menudo fueron adquiridos cuando el crédito estaba disponible y el consumidor estadounidense compraba rápido y de manera frecuente.

Buscadores de gangas

A medida que la recesión se hace sentir, las últimas cifras del Gobierno difundidas mostraron que más estadounidenses se habían inscrito para recibir beneficios por desempleo, mientras que los consumidores en julio gastaron menos al hacer las compras.

El informe del Departamento de Comercio dijo que el total de las ventas minoristas en todo el país bajaron un décimo porcentual después de haber subido 0.8% en junio, aunque los mercados de pulgas y las ventas de garaje que están apareciendo son populares entre los compradores.

Siempre se puede distinguir qué persona está realizando una venta de garaje: un flujo constante de autos que se estacionan, conductores que bajan y rápidamente escudriñan mesas portátiles cubiertas de una variedad de objetos, antes de partir con una compra.

En una venta reciente en un terreno vacío en el sur de Tucson, Arizona, los transeúntes revisaban una serie de viejas herramientas, santos de yeso y otras pertenencias ofertados por un obrero.

"Están las gangas, y los artículos oscuros que no encontrarías en una tienda regular", dijo David Dennison, quien pagó 3 dólares por una imagen en bajo relieve de la Última Cena en la venta, donde otro hombre pagó 8 dólares por una manguera para limpiar piscinas.

En tanto, al otro lado del país en Washington, el editor de libros Jay Pennington asegura que el precio es la clave para atraer a los compradores a una venta en su pequeño departamento de un sexto piso en el barrio Dupont Circle.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"A la gente le encantan las ofertas (...) Realmente parece haber hambre de eso" dijo Pennington, quien colocó precios atractivos de 2 y 3 dólares en un listado online para estimular el interés por la venta.

"Quizás vinieron 20 ó 30 personas, pero no demasiados a la vez, sino un par por vez (...) Tengo esperanzas de vender casi todo hoy", señaló, mientras estaba sentado en el borde de una silla, rodeado por las estanterías llenas de imágenes, macetas y platos que quería vender.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×