El Gobierno mexicano paga más por deuda

El costo financiero de la deuda mexicana se suma a las presiones sobre las finanzas públicas; en el primer semestre del año el costo financiero aumentó 17%.
Deuda-inversiones  (Foto: Jupite Images)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las tasas de interés en el mundo han bajado para alentar la inversión y el gasto, pero para el Gobierno mexicano el costo financiero aumenta ante la desconfianza que siembra un desequilibrio en sus finanzas. El costo que el Gobierno debe pagar para financiar sus operaciones subió 22% en el segundo trimestre del año; mientras que las tasas de interés en Estados Unidos son cercanas a cero, los bonos de corto y largo plazo mexicanos deben pagar un mayor premio para atraer a los inversionistas y captar recursos.

De hecho el Gobierno mexicano debe subastar en el mercado más bonos de corto que de mediano y largo plazos.

"Problemas fiscales y expectativas de inflación crecientes no favorecen una recuperación rápida de la liquidez", dijo el analista de Banamex Accival, José Miguel Torres.

 "Hemos visto que la tenencia de extranjeros en Cetes ha bajado de forma gradual y constante, hay un diferencial atractivo en las tasas de interés de los Cetes contra la (deuda) de Estados Unidos, pero es mucho más el atractivo que tiene Brasil y otras economía emergentes", dijo Eduardo Ávila, gerente de análisis económico de Monex, Grupo Financiero.

A la caída en la reducción de impuestos como el IVA y el IETU y los menores ingresos petroleros se le debe agregar un mayor gasto por la deuda que emite el Gobierno federal que al primer semestre del año alcanzó los 138,000 millones de pesos, un aumento del 17% respecto al costo financiero del mismo periodo de 2008.

La Secretaría de Hacienda ha dicho que buscará el equilibrio en las finanzas públicas lo que en los últimos años ha dado al país una mayor solidez, debido a que los anteriores déficits fiscales fueron en gran parte responsables de las crisis.

Tan solo la semana pasada la tasa de bonos mexicanos a 10 años prácticamente no se movió al pagar un rendimiento de 8.12%, mientras que la deuda de corto plazo, Cete a 28 días, paga 4.45%.

A esto se le suma la menor capacidad del Banco de México para reducir la inflación con mayor ímpetu.

"Hay que tener presente que la inflación se convertirá en un tema especialmente sensible para los mercados financieros nacionales, ya que los riesgos sobre la inflación están aumentando", dijo en un reporte Scotiabank.

La inflación ha bajado lentamente del 6.53% anual en diciembre pasado, a 5.12% en la segunda quincena de agosto, pero los mercados anticipan presiones por la probable alza en precios y tarifas del sector público, como gasolinas, y aumento en las cotizaciones de algunos alimentos.

Una mayor inflación provoca que los inversionistas demanden altas tasas de interés para obtener ganancias reales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por otra parte, el riesgo país de México, que mide JPMorgan, se mueve a la baja en menor proporción que los mercados con los que compite el país por la atracción de recursos.

Por último los inversionistas exigen un mayor premio ante la posibilidad de que las agencias calificadoras reduzcan la nota de solvencia del país, lo que para algunos analistas puede ocurrir en el cuarto trimestre del año cuando culminan los plazos para la aprobación del paquete económico 2010.

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×