FEMSA apuesta a envases retornables

La crisis económica favorece el uso de envases de vidrio y de PET de gran capacidad retornables; un 30% de las ventas de refrescos de la compañía depende de esos envases.
Coca-Cola  (Foto: CNN)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los hábitos de consumo de los mexicanos se modifican con la crisis económica, en el mercado de los refrescos, esta premisa no es la excepción. En el país, el segundo mayor consumidor de bebidas carbonatadas en el mundo, el uso de envases retornables mantiene una gran parte de las ventas de las embotelladoras como Coca-Cola FEMSA (KOF) que desde 1995 intensificó el número de presentaciones retornables que permiten menores gastos a los consumidores.

Las botellas de PET con capacidad de 2.5 litros y la tradicional presentación de vidrio para 1.25 litros de refresco son las más demandadas en los más de 600,000 puntos de venta, principalmente tiendas de abarrotes y misceláneas.

"Hoy los envases retornables representan alrededor del 30% de la mezcla de las ventas de refrescos en México", dijeron directivos de la compañía.

Las embotelladoras de refrescos han evolucionado desde hace varios años en sus presentaciones a los envases desechables, principalmente por la entrada de PET en la década de los 70 -un polímero más eficiente y barato para el almacenamiento de alimentos y bebidas- pero que encarece el costo de los productos al ser desechable aunque reciclable por lo que se mantienen las presentaciones de vidrio.

Sin embargo, la menor liquidez de las familias y el gusto por las bebidas carbonatadas -cada mexicano consume en promedio 158 litros al año- hacen de este mercado uno de los más defensivos en la recesión económica.

Las familias no han frenado su consumo de refrescos, sino que optan por presentaciones que le signifiquen menor gasto; incluso la presentación retornable de PET de 2.5 litros de la marca Coca-Cola, le representa poco más del 20% del volumen de ventas de refresco de FEMSA.

"Los consumidores adquieren el mismo producto pero envasado o presentado en distinta manera, con empaques más económicos o con menores cantidades", dijo Roberto Sánchez de la Vara, coordinador de la Maestría, Tendencias del consumidor en México de la Universidad Iberoamericana.

Pero la competencia en el mercado de refrescos, principalmente de Cola, se ha intensificado, por nuevas presentaciones y precios más bajos como los aplicados por Pepsi Co., y Big-Cola.

"Esto ha conducido a un cambio en la mezcla de ventas de KOF hacia empaques retornables y familiares, lo que, a su vez, redujo el precio promedio de venta por caja unidad", dijo el analista de Santander Alexander Robarts.

De hecho México es uno de los países en los que opera KOF en que las presentaciones familiares y retornables más se consumen después de Colombia y Argentina, y la región de Centroamérica.

Tan sólo en el segundo trimestre del año el volumen de ventas de refresco de Coca-Cola FEMSA, el mayor embotellador de The Coca- Cola Co. fuera de Estados Unidos aumentaron 2.9%, tasa inferior a la de otros periodos debido en gran parte a un decremento real de 5% en el precio de sus productos por caja.

De ahí que "los empaques retornables son clave dentro de una estrategia que permite ofrecer al consumidor una opción de consumo a un precio asequible, especialmente bajo condiciones económicas difíciles", dijo Coca-Cola FEMSA.

Ahora ve
Las preocupaciones que llevan a los hondureños a las urnas este domingo
No te pierdas
×