Países emergentes piden más peso en FMI

Brasil, India y China pidieron cambiar a 7% las cuotas del Fondo para los países en desarrollo; las naciones BRIC alegan que su participación debería ser proporcional a su influencia económica.
LONDRES (CNN) -

Las principales economías emergentes del mundo exigieron este viernes una mayor voz en el Fondo Monetario Internacional (FMI), abriendo un disputa sobre cuáles países deberían renunciar a parte de sus poderes. Brasil, Rusia, India y China -un grupo conocido como economías "BRIC"- propusieron un cambio de 7% en las cuotas en el FMI para los países en desarrollo, más del 5% que según fuentes estaría proponiendo Estados Unidos.

Los países BRIC argumentan que su cuota de poder en el FMI debería ser proporcional a su influencia económica, que se ha fortalecido en años recientes por las crecientes exportaciones y la masiva acumulación de reservas monetarias.

Aunque Estados Unidos y Europa generalmente coinciden en que esos países merecen una mayor representación en el FMI, no hay un consenso sobre cómo alcanzar esa demanda porque los países no están dispuestos a ver diluidas sus propias cuotas de poder.

Se espera que el tema esté en la agenda del encuentro de ministros de Finanzas del Grupo de los 20 países de economías avanzadas y emergentes en Londres el fin de semana y probablemente se siga discutiendo en la cumbre de líderes del G20 a fines de este mes en Pittsburgh.

"Este es el comienzo de la reforma del FMI", dijo el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega.

En un comunicado difundido tras un encuentro el viernes en Londres, las naciones BRIC dijeron que las cuotas eran distribuidas de manera injusta en el FMI y en su organización hermana, el Banco Mundial, lo que "socava severamente su legitimidad".

El comunicado no especificó cuáles países pensaba el BRIC que deberían renunciar al poder. El ministro de Finanzas de Arabia Saudita dijo que su país no debería ser uno de ellos.

"Esto no debería ser a costa de otros países en desarrollo y emergentes", dijo a Reuters Ibrahim al-Assaf. "Esta es la posición del reino de Arabia Saudita y (...) la posición de muchos miembros del FMI".

"En lo que respecta específicamente a la posición saudita, es que esto no afecte la cuota o capital del reino en el FMI", agregó.

Disputas en puerta

Youssef Boutros Ghali, jefe del comité del FMI que establece las políticas del organismo, dijo que las reformas eran críticas para darle al fondo la autoridad para coordinar la salida de los países miembros de las medidas de estímulo económico lanzadas para enfrentar la crisis global.

Desde hace muchos años, el FMI ha estado dominado por Estados Unidos y Europa, pero la crisis financiera ha dado a las economías emergentes de rápido crecimiento una ventana de oportunidad para presionar por una mayor voz en el organismo.

No sólo lograron evitar lo peor de la crisis financiera, sino que también cuentan con enormes recursos de efectivo en un momento en que el FMI busca recaudar dinero para sus programas de préstamos de emergencia.

China compró 50,000 millones de dólares en bonos del FMI esta semana, como parte de un compromiso de 80,000 millones de dólares de parte de los países BRIC.

Peso esos países son renuentes a proveer más dinero al FMI hasta que se resuelva el tema de la representación en el organismo.

Además de un cambio en las cuotas, Estados Unidos ha propuesto una mayor voz para las economías emergentes mediante la reducción del número de asientos en el directorio del FMI a 20 desde 24, sin recortar el número asignando a los mercados emergentes.

Pero alcanzar un acuerdo sobre cuáles países podrían perder sus bancas se está convirtiendo en una pesadilla política.

Europa ve eso como una amenaza a su influencia en el FMI, porque países como Italia son frecuentemente mencionados como probables candidatos a entregar un asiento en el directorio.

Funcionarios europeos han dicho que preferirían ver un cambio en las cuotas de los países cuya representación es excesiva, y entre ellos mencionan a Arabia Saudita para que renuncie a parte de su poder.

Muchos funcionarios europeos también quisieran ver reducida la cuota de Estados Unidos, de manera que ya no pueda ejercer un poder de voto de facto.

El brasileño Mantega dejó en claro cuáles países pensaba que deberían ceder cuotas.

"Hoy, muchos países europeos han perdido buena parte de su antigua importancia, de manera que están excesivamente representados. Deberían transferir parte de su cuota a los países emergentes", afirmó.

 

Ahora ve
En la última década, el trabajo desde casa aumentó 115% en todo el mundo
No te pierdas
ç
×