G20 reafirma estímulo económico mundial

El grupo acordó postergar las la finalización de las medidas de emergencia hasta pasada la crisis; sin embargo, no encontró un pacto sobre las disposiciones para limitar pagos a ejecutivos bancarios.
g20  (Foto: CNN)
LONDRES (CNN) -

Los responsables de Finanzas del G-20 coincidieron el sábado en coordinar el retiro de los paquetes económicos de emergencia cuando se afiance la recuperación, pero no se pusieron de acuerdo sobre el detalle de las medidas para limitar la paga de los ejecutivos bancarios. La economía se ve mejor que en abril, cuando los ministros de Finanzas y banqueros centrales del Grupo de los 20 se reunieron por última vez. Esto permite que cambie el enfoque desde la lucha contra la crisis a determinar cómo establecer un sistema financiero más seguro para el futuro.

Públicamente, el mensaje fue de solidaridad, al tiempo que los funcionarios acordaron que deben seguir gastando los 5 billones de dólares comprometidos en estímulo económico y postergar la finalización de las medidas de emergencia hasta que las economías se encuentren lo suficientemente fuertes como para valerse por sí mismas.

"Seguiremos aplicando decisivamente nuestras necesarias medidas de respaldo financiero y políticas monetarias y fiscales expansionistas coherentes con la estabilidad de precios y la sostenibilidad fiscal a largo plazo hasta que esté firmemente garantizada una recuperación", dijo un comunicado final de los ministros del Grupo de los 20 países ricos y en desarrollo.

"Acordamos la necesidad de un proceso transparente y creíble para retirar nuestro extraordinario respaldo fiscal, monetario y al sector financiero, a medida que la recuperación se asegure con firmeza", dijo.

"Trabajando cono el FMI y la JEF (Junta de Estabilidad Financiera) desarrollaremos estrategias de salida cooperativas y coordinadas, reconociendo que la escala, el momento y la secuencia de las acciones variarán a lo largo de los países y en distintas medidas de política", agregó.

Pero entre bastidores, algunas fuentes del G-20 manifestaron su frustración en cuanto a que no hubo más progresos en limitar el pago de compensaciones excesivas a banqueros, particularmente a aquellos pertenecientes a firmas que recibieron miles de millones en apoyo gubernamental.

"Existe un amplio acuerdo sobre qué hay que hacer. El problema es que tenemos que ir más allá del acuerdo. Debemos tener medidas concretas", dijo el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn.

"Me impresiona el nivel de consenso, pero todavía estoy esperando que se decidan medidas fuertes, y que también se implementen a nivel nacional", expresó.

Pagos de bancos

Gran parte de la presión pública antes del encuentro se había centrado en la excesiva remuneración de los bancos.

"Es ofensivo para la gente cuyo dinero de contribuciones impositivas ha ayudado de diferentes maneras a muchos bancos para que no quiebren y ahora apuntala sus recuperaciones", sostuvo el primer ministro británico, Gordon Brown, al inicio de la reunión.

Los líderes financieros en general concordaron que los bancos deben mantener más capital como colchón contra el tipo de pérdidas catastróficas que llevaron a la quiebra y rescate de bancos.

El comunicado final dijo que a los bancos "se les requerirá que tengan más capital, y de mejor calidad, una vez que la recuperación esté asegurada".

"Pedimos a los bancos que retengan una mayor proporción de utilidades para reconstruir el capital donde sea necesario", agregó la declaración.

Sobre los bonos en el sector financiero, el comunicado no llegó a pedir límites, diciendo que "también pedimos a la Junta de Estabilidad Financiera que explore posibles enfoques para limitar la remuneración total variable en relación con el riesgo y el desempeño de largo plazo".

Eso fue visto como un compromiso entre naciones, incluyendo a Francia y Alemania, que habían presionado para aplicar límites a las remuneraciones y Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá, que se oponían a la medida.

Orden mundial cambiante

El borrador mostró acuerdo en que países emergentes como India y China deberían tener un mayor papel en la gestión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, pero no ofreció ninguna fórmula para aplicar esta propuesta.

El texto sólo indicó que su voz en la toma de decisiones económicas internacionales crecería "significativamente" y que esperaba que se hicieran "avances sustanciales" al respecto en una cumbre de líderes mundiales que se celebrará en Pittsburgh este mes.

El grupo BRIC de las potencias emergentes líderes, compuesto por India, China, Rusia y Brasil, mostró el viernes metas concretas sobre cuánto movimiento quieren en las cuotas del FMI y del Banco Mundial.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×