El peso cae ante plan fiscal 2010

La moneda opera con una pérdida de 9.75 centavos, para venderse en 13.45 unidades por dólar; los inversionistas permanecen a la expectativas por el paquete económico presentado por SHCP.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El peso mexicano revertía su tendencia el miércoles y caía un 0.72%, en un mercado dividido y cauteloso respecto a la propuesta de reforma fiscal contenida en el paquete económico 2010 y sus efectos sobre la economía y los activos locales.

La divisa local perdía 9.75 centavos a 13.4498/13.4575 pesos por dólar, comparado con su precio de referencia de Reuters del martes a las 16:50 horas locales (2150 GMT), cuando la mayoría de los operadores dejan de hacer transacciones.

"Por un lado tenemos a UBS y a Goldman Sachs con comentarios no muy buenos, por otro lado, Fitch diciendo que el paquete le parece apropiado para evitar más deterioro", dijo un operador de cambios de un banco extranjero.

"Por eso el tipo de cambio está donde está, si no estaríamos en 13.25. El mercado está muy dividido y un poco más cargado hacia la expectativa de ver cómo se va desarrollando en los próximos días el proyecto en el Congreso", agregó.

Especialistas indicaron que ante la expectativa de mayores detalles, los jugadores del mercado optaban por tomar utilidades.

En contra de lo expresado por algunos bancos de inversión, la agencia Fitch Ratings dijo el miércoles que el proyecto de presupuesto y la propuesta tributaria enviados al Congreso por el Gobierno reflejan su compromiso para evitar un deterioro significativo de su situación fiscal.

El proyecto de presupuesto para el 2010 contiene reformas fiscales, como un nuevo tributo del 2 por ciento de aplicación general y un aumento temporal al impuesto sobre la renta para los trabajadores que más ganan.

Además, el proyecto de presupuesto propone un déficit fiscal del 0.5% del PIB, o 60,000 millones de pesos, e incluye la reducción de la estructura del Gobierno con la fusión de varias secretarías, el congelamiento de sueldos de funcionarios, entre otras medidas de austeridad.

No obstante, el comentario de Fitch no mostraba un efecto positivo en el tipo de cambio, sobre el cual parecían pesar más otras posibles consecuencias de la propuesta.

"A los mercados no les ha gustado porque uno, va generar inflación; dos, le va pegar a las utilidades de las empresas y tres, no es suficiente para tapar los hoyos (fiscales). No le ayudó al peso, no le gustó", dijo Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base en Monterrey.

Algunos especialistas consideran también que pese a que el Gobierno presentó al Congreso una propuesta "razonable", existen dudas de que los partidos de oposición estén dispuestos a dar luz verde a la totalidad de las reformas.

"La propuesta del presupuesto 2010 es un documento muy razonable (...) El problema es que los partidos de oposición podrían no estar dispuestos a aceptarlo y esto podría ser el potencial detonante de una rebaja de la nota soberana", afirmó Francisco Diez, director de operaciones de mercados emergentes de RBC Capital Markets en Nueva York.

"Esta propuesta probablemente experimentará cambios sustanciales durante la discusión en el Congreso", dijo, por su parte, Banamex.

 

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×