Las acciones de transporte, en ‘rally’

El avance en las acciones de aerolíneas y trenes puede parecer poco relevante en el siglo 21; sin embargo, su alza indica que más productos son transportados y por ende, que la economía mejora.
grafica  (Foto: Archivo)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Si buscan la confirmación de que el alza en los mercados de acciones pueda ser real, no busquen más allá del pesado mundo del transporte.

El promedio de Dow Jones en transporte llegó a un nuevo punto más alto en lo que va del año a mediados de agosto, y ha seguido subiendo desde entonces, cerrando cerca del nivel 4,000 el lunes por primera vez desde noviembre.

Algunos inversionistas expertos creen que esto es una señal extremadamente alentadora para la economía a largo plazo.

Tal vez se pregunten qué tan relevante es el sector transporte hoy en día. ¿Acciones de vías ferroviarias? Estamos en la era de Google, Facebook y Twitter, no en la época de los asaltantes de trenes. 

Por supuesto que esto es cierto, pero el sector transporte sigue siendo parte vital de la economía porque es un medidor clave del gasto del consumidor.

Sin trenes, botes, camiones y aviones para transportar todos los netbooks y iPhones a almacenes y vendedores, no habría dispositivos móviles disponibles que comprar y no serían capaces de enviar tweets y actualizar sus perfiles en Facebook.

"Si las acciones del transporte se estancan, eso significa que la gente no cree que haya envíos en curso. Esta alza podría significar que la economía está rebotando del fondo, aunque esto no significa que ya hayamos salido del abismo", dijo Frank Ingarra Jr., gestor de portafolios en Hennessy Funds, empresa de administración de dinero con cerca de 850 millones de dólares en activos. 

El alza en el promedio del Dow Jones de transporte, o el transporte en general, es un asunto que vale la pena explorar. El transporte consiste de 20 compañías clave en el sector, incluyendo las vías líderes Union Pacific y CSX, las aerolíneas JetBlue y Southwest y otros transportistas terrestres y marítimos.

Según una regla comercial conocida como la teoría Dow, cuando el transporte y su contraparte mejor conocida, el promedio del Dow Jones industrial van bien, esto es considerado como una señal de un mercado a la alza.

Normalmente los inversionistas buscan un promedio para "confirmar" el otro, lo que significa que si uno de los dos logra un nuevo punto más alto en algún período, el otro promedio debería llegar a su nuevo punto más alto si es verdad que el alza tiene fuerza.

Con el transporte cómodamente superior a su nivel en enero de cerca de 3,737, los inversionistas obtuvieron la confirmación que buscaban: el Dow 30 logró su punto más alto a finales de julio y no ha bajado desde entonces.

Una fuerte razón por la que los transportes se han hinchado (el promedio está a más de 85% por encima de las bajas de marzo), es que las acciones de aerolíneas ya no fijan sus precios como si cada línea aérea fuera un boleto de ida para solicitar la bancarrota.

Las aerolíneas principales negociaron a niveles extremadamente angustiantes a principio de este año pero se han recuperado en espera de que los precios del petróleo se estabilicen y de que los viajes se recuperen al mismo ritmo de la economía.

Pero las aerolíneas no son el único grupo en el sector transporte que ha mejorado en las expectativas futuras. El viernes pasado, uno de los mayores componentes del transporte, el mensajero FedEx, sorprendió a Wall Street al anunciar que las ganancias de los próximos dos trimestres serán mejor de lo esperado.

Esta noticia ayudó a impulsar las acciones de FedEx más de 6% más el viernes y levantó las acciones de UPS, su rival número uno y componente del Dow Jones de transporte, en cerca de 4.5%.

Esta perspectiva de FedEx podría ser un buen presagio para la economía en general porque podría significar que los clientes y los negocios están más dispuestos a aflojar los bolsillos.

John Kosar, director de investigación de Asbury Research en Chicago, dijo que hay tres señales de que esto también puede estar pasando en otras áreas de los mercados financieros. 

"Mucha gente ve al cobre como un medidor económico pues el aumento de los precios podría significar que se están produciendo más bienes. El desempeño de los transportes permite saber si los bienes están siendo transportados, así que es por eso que tienen ese significado y simbolismo", dijo.  

Las ventas de agosto, que fueron mejor de lo esperado, también parecen confirmar que el consumidor comienza a recuperarse.

Jason Seidl, analista de Dahlman & Rose, una pequeña empresa de inversión con base en Nueva York que cubre las industrias de transporte, energía y agricultura, dijo que se siente cautelosamente optimista de que los negocios se estén recuperando para las vías férreas y los camiones.

Dijo que ha habido una recuperación en el envío de autos gracias al programa gubernamental "Dinero por Chatarra", y agregó que la demanda de envío de químicos y de acero también está aumentando. Pero advirtió que las ventas y ganancias de las compañías transportistas siguen por debajo de sus niveles del año pasado y es probable que se mantengan así por los siguientes trimestres.

"Hemos visto un levantamiento desde el fondo pero no estamos listos para declarar la victoria todavía. Los números todavía no se ven bien", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Continuará la recuperación en el sector transporte? FedEx dará a conocer sus resultados el 17 de septiembre, así que será interesante escuchar si los ejecutivos están siendo testigos de un aumento real en la demanda o si sus nuevos lineamientos de ganancias están siendo ocasionados por una reducción de los gastos.

Si los ejecutivos de FedEx no lucen emocionados por el panorama de sus ventas, esto podría ser una razón para preocuparse.

Ahora ve
Polémica por información no verificada del pago a Gal Gadot en ‘Wonder Woman’
No te pierdas
ç
×