Cepal pide no gravar canasta básica

El organismo sugirió que alimentos y productos básicos sean exentos del impuesto antipobreza del 2%; señaló que lo más importante de este tributo es que se aplique a lo que menos consumen los pobres.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) recomendó que los alimentos y productos de la canasta básica queden exentos de la tasa de 2.0% de la Contribución para el Combate a la Pobreza que se propone en el paquete económico de México para 2010. El director adjunto de la Sede Subregional de la Cepal en México, Jorge Máttar, señaló que con la aplicación de esta tasa de 2.0% a la venta de todos los bienes y servicios se obtendría una recaudación adicional importante para los programas de combate a la pobreza.

"El punto más importante es que justamente ese impuesto de 2.0% llegue a gravar a los productos que menos consume la población pobre, quizá como se ha planteado por analistas y en el propio Congreso, que quedarán exentos los alimentos y productos esenciales de la canasta básica", dijo en entrevista durante la presentación del Informe sobre las Inversiones en el Mundo, 2009, de la UNCTAD.

El directivo de la Cepal en México comentó que a reserva de esperar lo que apruebe el Congreso mexicano, el impuesto de 2.0% a la venta de todos los bienes y servicios generaría una cantidad importante de recursos adicionales en beneficio de la población pobre.

"Está muy claro el planteamiento en la propuesta del Ejecutivo de dedicar esa recaudación adicional a los programas de combate a la pobreza, si eso es así, ciertamente habría más recursos y podría entonces beneficiar a la población pobre", resaltó.

Opinó que el efecto positivo sería mayor sobre la población en pobreza si se excluyera a los productos de la canasta básica de este impuesto, pero insistió: "lo que hay que tener presente es que el monto que se lograra recaudar, independientemente de que se pudiera exentar algunos productos, sería muy importante".

Máttar reconoció que México atraviesa por una situación económica difícil, pero en una perspectiva de largo plazo, es el momento de aplicar cambios que lleven a fortalecer la baja carga fiscal del país, sobre todo cuando se ha reconocido que los ingresos petroleros serán cada vez menores.

"No parece que es un momento que hay que pensar con una visión de largo plazo, porque México no puede mantener su trayectoria de desarrollo y de crecimiento, con una carga fiscal del 10% o del 11% del PIB, hay que aumentar esa carga fiscal", subrayó.

 

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×