México en lenta recuperación: Moody’s

La calificadora afirmó que algunos sectores empiezan a mostrar mejoría, pero no es generalizada; indicó que el año próximo la economía seguramente crecerá arriba de 2.0%, pero sólo será un rebote.
monedas-oro-economia-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La calificadora Moody's afirmó que la recuperación de la economía mexicana será lenta y gradual, ya que aunque algunos sectores empiezan a mostrar mejoría, ésta no es generalizada y tampoco se puede afirmar que ya se tocó fondo.

El director general de Moody's de México, Alberto Jones Tamayo, explicó que el proceso de recuperación será muy lento, "no estamos mirando meses, ni siquiera trimestres", y aunque hay sectores que están revirtiendo su caída "no se puede generalizar con afirmaciones de que ya se tocó fondo".

"De ahí a que las condiciones de demanda ya cambiaron, de que ya dio la vuelta, de que vamos a comenzar a remontar la recesión y vamos a tener crecimiento, no, definitivamente no, es la visión que tenemos", argumentó.

Estimó que el año próximo la economía mexicana seguramente crecerá arriba de 2.0%, pero sólo será un "rebote aritmético" debido a la fuerte caída que registrará la actividad económica este año, cercana a 8.0%.

"Eso está lejos de ponernos en una situación como la que nos encontrábamos hace más de dos años; en otras palabras, una caída de 8.0%, con una recuperación de 2.0%, es una caída de 6.0%, cuando el año anterior apenas crecimos 2.0%", estimó.

En su opinión, con la contracción económica en la actual administración federal se ha retrasado el crecimiento de México por más de tres años, y vaticinó que seguramente este será un sexenio perdido en materia económica.

Esto, porque además "el gobierno no tiene otra alternativa que ser austero en lo que resta del sexenio", ante la debilidad que presentan las finanzas públicas por la baja recaudación y la caída de los ingresos petroleros.

Es por ello, añadió Jones Tamayo, que no habrá un detonante adicional para el crecimiento económico que pudiera provenir del gasto público, especialmente del que más hace falta, que es la inversión en infraestructura.

"Entonces, sí podemos descontar que de aquí a que termine este administración el crecimiento económico habrá sido muy insuficiente para el país", proyectó el director general de Moody's de México.

Algunas industrias mexicanas ya empiezan a mostrar una reversión en la velocidad con la que ha caído su producción, "pero no es una situación generalizada".

El directivo señaló que algunas ramas de la industria manufacturera pueden registrar alguna reversión, derivada de que los paquetes de estímulo multimillonarios que Estados Unidos aplicó desde hace casi un año están dando algún pequeño efecto.

Asimismo, está el hecho de que los inventarios en muchos sectores también se acabaron hace poco tiempo, lo que ha llevado a un proceso para reinventariar, y eso significa volver a producir.

Aclaró que algunas industrias como la bancaria no sólo no estuvieron en recesión, sino que han continuado creciendo, en particular la rama de servicios financieros, lo que ha sido un gran mitigante ante la severa crisis que padece el país.

"Pero de ahí en fuera la situación sigue siendo muy complicada para la mayor parte, especialmente para la industria manufacturera", precisó el representante de Moody's al estimar que ante este panorama el proceso de recuperación en México será muy lento.    Indicó que hay ramas muy acotadas de la actividad económica de México en las que ya se aprecia una mejoría, como son la industria automotriz y de autopartes, que ya empiezan a recibir pedidos de Estados Unidos.

Sin embargo, insistió, esto es un proceso muy gradual, "no se alcanzarán los niveles de producción que se tenían en 2007 en varios años, es un proceso muy lento".

Sobre las calificaciones soberanas de México, que Moody's afirmó hace apenas unas semanas en Baa1 con una perspectiva estable, explicó que esta acción se basó en que la agencia no anticipa ningún cambio sustancial que pudiera mover la nota actual.

"En Moody's consideramos que no hay razón para pensar que la clase política de México va a cambiar de puntos de vista respecto a la situación actual y no anticipamos ningún cambio", señaló Jones Tamayo.

Ante la posibilidad de que las otras calificadoras de riesgo crediticio, Standard & Poor's y Fitch, modifiquen las notas soberanas de México tras la aprobación del paquete económico de 2010 que se discute en el Congreso, subrayó que las decisiones de Moody's son independientes.

"Para nosotros nuestras decisiones son absolutamente independientes, la mejor prueba de ello es que hace unas semanas afirmamos algo que ya veníamos diciendo, que la perspectiva era estable, a pesar de que otras personas puedan pensar diferente", aclaró.

 

Ahora ve
Coyoacán tendrá una clínica veterinaria en honor a los perros rescatistas
No te pierdas
×